Deportes

Se termina el sueño de Los Vaqueros

No habrá más notas de la sorprendente actuación de los Vaqueros de Dallas en esta temporada de la NFL. Aaron Rodgers y los Empacadores de Green Bay conquistaron una sobre-dramática victoria 34-31 cuando Mason Crosby consiguió un gol de campo de 51 yardas (su segundo del último cuarto) para romper el empate a 31 y darle a su equipo el boleto al Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional donde enfrentará el próximo domingo a los Halcones de Atlanta en el Domo de Georgia.

Al iniciar la segunda mitad del partido parecía que Green Bay tendría una tarde sencilla en el Cowboys Stadium con una cómoda ventaja de 21-3, pero una intercepción a Rodgers cambió el escenario y el momentum del juego, lo que permitió a Dallas venir de atrás y con una conversión de 2 puntos igualar el partido a 28 cuando quedaban poco más de cuatro minutos en el partido. Tras el empate, tal y como lo hizo a lo largo del partido, Rodgers consumió lo más que pudo del reloj y se las ingenió para avanzar hasta casi medio campo, desde donde vino un intento de gol  de campo de 54 yardas que les dio la ventaja 31-28 dejando 1:38 en el reloj.

En seguida, Dak Prescott, reavivado por el momento, y apoyado de manera impresionante por su público, consiguió también llevar el balón a medio campo desde donde otra espectacular patada de 52 yardas, esta de Dan Bailey, igualó el juego. Pero le dejó 35 segundos a Rodgers, quien pareció perder el espacio y la partida cuando fue capturado perdiendo 10 yardas para una tercera oportunidad y 20 por avanzar con 23 segundos en el partido.

En medio de la presión Rodgers mandó un pase que fue convertido en primera y diez con una soberbia demostración de Jared Cook quien recibió el balón y con la punta de los pies arrastró su posición en la yarda 32 para una ganancia de 36 que luego de la revisión por parte de los oficiales fue confirmada como pase completo.

Quedaban tres segundos únicamente en el reloj y a pesar de que Jason Garret, el entrenador en jefe de los Vaqueros quemó su último tiempo fuera justo cuando Crosby intentaba el gol de campo de 51 yardas, el pateador en un alarde de poderío repitió la jugada y cuando el reloj expiraba conseguía los 3 puntos que marcaron la diferencia.

Fue un partido intenso y emocionante y aunque tanto Rodgers como Prescott fueron interceptados, ambos se combinaron en la campaña para sólo 11 intercepciones en 1,061 intentos de pase. Rodgers de hecho no había sido interceptado desde la semana 10.

Los Empacadores regresarán al Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional por séptima ocasión, la cuarta en los últimos 10 años, y la sexta desde que fueron derrotados por los Vaqueros en Enero de 1996, cuando Dallas comandado por Troy Aikman los venció y luego ganó el Superbowl ante los Acereros de Pittsburgh hace 21 años. Green Bay ganó dos Superbowls en este tiempo, uno con Brett Favre en 1997 y otro con Rodgers en 2011.

El lanzador de los Packers se fue con 28 de 43 pases completos para 356 yardas y dos touchdowns además de haber sido interceptado en una ocasión.  El receptor Ty Montogmery, habilitado como corredor, corrió 47 yardas en 11 acarreos con dos touchdowns y sumó otras 34 yardas en 6 recepciones. El novato pasador de los Vaqueros, Dak Prescott no decepcionó al lanzar tres pases de anotación y una intercepción mientras completaba 24 de 38 envíos para 302 yardas.

Imprimir