A 44 años del Lado oscuro de la luna de Pink Floyd | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

A 44 años del Lado oscuro de la luna de Pink Floyd

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El 18 de enero de 1973 David Gilmour, Roger Waters, Nick Mason y Richard Wright, integrantes de Pink Floyd se metieron por octava ocasión a los estudios para grabar  la segunda parte del Dark side of the moon, que sin duda fue uno de los álbumes de mayor éxito de los londinenses. El disco, que fue lanzado el 1 de marzo del mismo año en la unión americana, estuvo en lo más alto de la lista Billboard 200; listado como uno de los discos más vendidos durante una semana en Estados Unidos, permaneció durante 889 semanas, convirtiéndolo en álbum que más tiempo ha permanecido en listas.

El Dark side of the moon es el octavo álbum del grupo después de Obscured by clouds (1972). Gracias a él lograron abrirse hueco en el mercado musical, grabado en el estudio 2 de Abbey Road, mismo lugar donde los Bea­tles grabaron años antes, la banda trabajó con las técnicas más avanzadas de sonido de la época.

Alan Parsons fue el ingeniero de sonido y junto a él la banda grabo en dos sesiones el álbum, iniciando la grabación el 1 de junio de 1972. El primer tema que grabaron fue “Us and Them”, siguiendo “Money”, canción que incluía varios efectos de sonido en forma de loops; durante la grabación del disco, Pink Floyd experimentó en varias de las canciones del álbum con un sintetizador Synthi A y un EMS VCS 3, tal como se puede apreciar en canciones como “Brain Damage”, “Any Colour You Like” y “On the Run”, temas que se grabaron en la segunda sesión después de una gira en Estados Unidos.

Rock psicodélico, jazz y una fusión entre el blues y soul, son los ritmos que pueblan este LP en el que aparecen temas como “The great gig in the sky” o “Eclipse” y es justo en este tema que al final de la canción se puede escuchar algo de “Ticket to ride” de los Beatles, canción perteneciente a su álbum HELP. Una de las curiosidades del disco es que fue grabado sobre una cinta reutilizada de una pulgada, en la que posiblemente los Beatles grabaron dicha placa.

El disco, que ha sido reeditado en dos ocasiones, contó con el diseño de Hipgnosis y George Hardie, antiguos colaboradores de la banda, quienes se inspiraron en una fotografía para crear la imagen del prisma, en el documental The Making of the Dark Side of the Moon. Storm Thorgerson, miembro de Hipgnosis, comentó que el diseño se basó en tres ingredientes de la banda: “uno de ellos es el espectáculo de luz de la banda que yo quería representar, el segundo hace alusión a un texto sobre ambición y codicia y el tercero era que Rick (Richard Wright) quería una funda sencilla atrevida y llamativa”.

Hasta el día de hoy el Dark Side Of the Moon ha vendido más de 57 millones de copias en todo el mundo y está considerado como una de las piezas más importantes de la música, formando parte del Registro Nacional de Grabaciones de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos como parte de la historia de la humanidad.

Imprimir