Negocios

En juego, 531 mil millones de dls. ante dudas del TLCAN

La negociación o posible cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) pone en juego más de 295 mil millones de dólares para el lado de México, que  obtiene por la venta de diversos productos a Estados Unidos, al amparo de ese tratado, además de que provocaría recesión económica en ambos los tres países que lo componen y la pérdida de hasta 5 millones de empleos asociados al tratado. Ante este escenario, México tendría que buscar otros horizontes para diversificar su comercio exterior, sin embargo, resulta complicado ya que Estados Unidos representa el 77.7 por ciento de las exportaciones mexicanas; le siguen Canadá con sólo el 2.9 y España con 1.9 por ciento, respectivamente, explicaron analistas.

Tanto México como Estados Unidos dependen del TLC, pues de los 50 estados que conforman la Unión Americana, 39 exportan mercancías y productos a México; para 28 de ellos, el país es el principal socio comercial; tan sólo Texas obtiene el 38 por ciento de sus ingresos por exportaciones que representan 92 mil millones de dólares anuales, derivado del comercio con México, de acuerdo con la consultoría Price Waterhouse Coopers (PWC).

“Bajo este esquema Estados Unidos le vende a México 236 mil millones de dólares, mientras que México le vende 295 mil millones, en total 531 mil millones de dólares”, afirmó Iván Jaso, analista de PWC.

El presidente electo de Estados Unidos ha amenazado con renegociar o cancelar el TLC, bajo el argumento de que en los últimos 15 años, Estados Unidos ha perdido cinco millones de empleos y se han cerrado hasta 60 mil fábricas, debido a que la producción y la manufactura se han trasladado a otras regiones.

 

CANCELACIÓN.-  Bajo la legislación estadunidense, Trump podría cancelar el TLC, sin pedir autorización al Senado, ya que en Estados Unidos el documento tiene el estatus de un acuerdo comercial  y no de un tratado. Si el TLCAN tuviera el rango de un tratado, Trump debería  pedir el aval de los senadores.

“Para ellos es un acuerdo, no un tratado; pero para México  es un tratado y aquí sí tendríamos que solicitar el permiso del senado si quisiéramos hacer una modificación o cancelación”, explicó el experto. La cláusula 2205 del TLCAN señala que el proceso de cancelación deberá tardar alrededor de seis meses.

 

EFECTOS.- Instancias internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), han señalado que una eventual cancelación del TLC podría llevar a México a la recesión económica, provocando en el largo plazo una caída de 2.7 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB).

“Un escenario de revisión o eliminación del TLC, aunque tomara tiempo, significaría una caída del PIB importante”, dijo Alicia Bárcena, titular de la Cepal.

Sin embargo, Estados Unidos no saldría bien librado de este episodio, ya que también entraría en recesión y provocaría la pérdida de hasta 5 millones de empleos,  además de que la Unión Americana se quedaría sin proveedores de autopartes, de acuerdo con Carla Hills, negociadora del TLC en la década de los noventa.

“Donald Trump sería considerado el peor presidente de Estados Unidos si no evalúa las afectaciones que desencadenaría el cumplimiento de esta promesa de campaña”, dijo.

Imprimir