El Buzón

Lectores

Comentarios en las redes sociales de notas publicadas

Señor Director, éstos son los comentarios más sobresalientes de las redes sociales:

 

En torno a la columna titulada El microbio desafió al elefante, de Rafael Cardona, un lector opinó:

 

La maldad política sigue encontrando en los heterodoxos medios y redes el estallido de la violencia política en el mundo contemporáneo, con la apreciación del lado más oscuro de la naturaleza humana; desgraciadamente para los asuntos de seriedad nacional. La seriedad de ayer se ha convertido en la superficialidad de hoy. Los grupos antisistémicos evidencian y cuestionan las teorías y principios políticos, económicos, sociales incluso militares. Es el siglo XXl.

 

Roberto Miranda

 

Sobre el Mapa Político, titulado Vuelven los pactos, y escrito por Rafael García Garza, una internauta escribió:

 

No sólo es la corrupción de los gobernadores de todos los partidos sino los abusos del Congreso que aprovechándose de sus funciones se regala bonos, vales de gasolina y aguinaldos increíbles y nuestras leyes administrativas de “lo caído, caído” porque si bien lo que no ejerzan debe regresarse a la tesorería eso no ocurre y así los ciudadanos nos sentimos impotentes ante la impunidad y el poder de los virreyes para salir indemnes de sus corruptas prácticas.

 

Moraima Castillo

 

En el artículo de Manuel Gómez Granados, titulada El México de hoy, tres lectores escribieron:

 

La paz no es permanecer como que no pasa nada, la paz es fruto de la justicia, y ese es el asunto, México agoniza en la injusticia e inequidad.

 

Fernando López Anaya

 

El lema que se propaga en México és muy claro, “no puede haber un gobierno rico con gente pobre”.

 

Geno Gómez

Cuando la confianza se rompe hay que reconstruirla. Los primeros pasos los debe dar quien rompió la confianza. ¿Es tan difícil entenderlo?

 

José Miguel Herrera

Romero

 

En la columna Alemania intenta seducir a México: El telegrama Zimmerman, de Bertha Hernández, un internauta dijo:

 

No me parece exagerado opinar que Alemania, con tropas y armamento mucho muy superiores (particularmente sus aviones en la segunda guerra), perdió ambas por falta de petróleo, por ende de combustible. México en 1917 era una potencia mundial en producción de crudo, en la llamada “faja de oro”, entre el sur de Tamaulipas y el norte de Veracruz. Para cuando Cárdenas nacionalizó la industria petrolera, en 1938, ya la producción en nuestro país era una décima parte que en tiempos de Carranza.

 

Heriberto Lugo

 

Imprimir

Comentarios