Alertan que posible próximo procurador de EU será amenaza de migrantes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Alertan que posible próximo procurador de EU será amenaza de migrantes

Foto: Notimex

Numerosos grupos civiles alertaron que la confirmación del senador Jeff Sessions como procurador general de Estados Unidos es una amenaza para el cumplimiento de los derechos en este país, en especial para aquellos relacionados con los inmigrantes y las minorías.

Las críticas parten del historial de Sessions como senador y como ex procurador del estado de Alabama, que revelan a un hombre contrario a los derechos civiles de afroamericanos, inmigrantes, mujeres y la comunidad LGBT (Lesbiana, Gay, Bisexual y Transgénero).

La amenaza que el senador supone para los inmigrantes quedó igualmente demostrada durante las audiencias para su confirmación sostenidas la semana pasada por el Senado, cuando Sessions reafirmó su creencia de que el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) es “inconstitucional”.

El programa conocido como DACA fue creado mediante una orden ejecutiva del presidente Barack Obama, a fin de evitar la deportación y otorgar permisos de trabajo a los jóvenes migrantes indocumentados que hubieran sido traídos a Estados Unidos antes de cumplir 16 años de edad.

De acuerdo con el testimonio de Sessions, quien sería confirmado esta semana como procurador general por el Senado, el DACA es un abuso de los poderes del presidente, y afirmó que sin duda sería constitucional revocar esta política.

La amenaza es real pese a que Sessions indicó que evitaría presionar para que los datos de los jóvenes beneficiarios de DACA fueran usados de manera punitiva, aunque aclaró que la decisión final del tema recaería en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

En general, de acuerdo con el organismo civil Human Rights Watch (HRW), el historial del senador sugiere que Sessions no haría cumplir “leyes cruciales” para proteger los derechos en Estados Unidos y que, al contrario, podría tratar de socavarlos.

Una Procuraduría General encabezada por Sessions probablemente abandonaría “la aplicación de los derechos civiles”, dijo María McFarland Sánchez-Moreno, codirectora para Estados Unidos de HRW.

“Sus repetidas promesas en su audiencia de confirmación para defender las protecciones legales de los Estados Unidos no son suficientes para superar años de declaraciones, votos y posiciones políticas que sugieren que el senador Sessions no puede ser confiado con proteger los derechos de todos”, dijo.

De acuerdo con HRW, Sessions tiene un largo historial de oposición al cumplimiento de derechos civiles básicos, comenzando con sus ataques a la Ley para el Derecho al Voto, y manteniendo posiciones extremas en temas como sentencias, pena de muerte y reforma judicial sobre el tema de drogas.

Asimismo, Sessions se ha opuesto a fortalecer leyes contra la tortura, ha apoyado la vigilancia indiscriminada de ciudadanos y combatido legislaciones para proteger los derechos de las mujeres y de la población LGBT.

Finalmente, Sessions ha apoyado políticas migratorias que violarían derechos, tal como su oposición a una reforma sobre el tema y sus críticas al DACA.

Asimismo, el senador respaldó la Ley HB-56 de Alabama, una legislación discriminatoria que quita protecciones legales a inmigrantes, alienta el perfil racial y prohibe que los hijos de personas indocumentadas sean inscritos en escuelas.

Por su parte, miembros del organismo de defensa de los inmigrantes Se Hace Camino Nueva York han criticado a Sessions por un historial que lo ha distinguido como uno de los “senadores más antiinmigrantes de la última década”.

“De ser confirmado, Sessions indudablemente tendrá el poder de cambiar la aplicación de las leyes migratorias, de acuerdo con sus divisivas opiniones. Nuestros derechos básicos estarían en riesgo”, consideró Gladys Coloma, activista de Se Hace Camino Nueva York.

Mientras tanto, el Centro para el Progreso Estadunidense recordó que Sessions ha impulsado un país en que hospitales, refugios para indigentes y restaurantes puedan rechazar a gente LGBT, y en que trabajadores podrían ser despedidos de su empleo si se casan con una personas del mismo sexo.

“El historial racista de Jeff Sessions, su extremismo antiinmigrante y su hostilidad respecto de los derechos LGBT, demuestran que él es la persona equivocada para el puesto de procurador”, aseguró este organismo académico.

havh

Imprimir