Negocios

La Canacope se niega a pagar multas de la Profeco

Ada Irma Cruz, titular de Canacope.

Los pequeños comerciantes establecidos en la Ciudad de México, alzaron la voz y se negaron a pagar las multas con las que los amenazó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ante posibles incrementos en los productos por el alza de las gasolinas.

Los afiliados a la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) pidieron a la Profeco transparentar los protocolos de vigilancia a comercios, pues aseguraron que se les está requiriendo información para entregar en menos de 48 horas, tiempo que para algunos establecimientos resulta difícil y costoso de cubrir.

La presidenta del organismo, Ada Irma Cruz, informó que la molestia va más allá de los negocios establecidos en la Ciudad de México, pues la Profeco emitió más de 26 mil requerimientos a comercios de todo el país, exigiendo que se les informe sobre las variaciones en los precios, inventario de productos y servicios que comercializan, además del capital con el que cuentan.

De no cumplir con esta petición, los dueños de los pequeños comercios enfrentarían multas de más de 20 mil pesos.

En días previos, el presidente de la Concanaco-Servytur, Enrique Solana, opinó que la vigilancia de la Profeco no ha seguido reglas claras, afectando a miles de comercios en todo el país, lo que se ha convertido en una “cacería de brujas”.

Imprimir