Cultura

Inician restauración del mural El hombre creador y rebelde

Un aspecto del mural El hombre creador y rebelde.

Expertos comenzaron ayer la restauración del mural El hombre creador y rebelde, de José Clemente Orozco, que sufrió daños por el sismo registrado el 11 de mayo de 2015 en Guadalajara.

El temblor de magnitud 4.8 en la escala de Richter causó grietas, fisuras y desprendimientos de pintura en al menos 20% del mural creado por Orozco en 1937 en la cúpula del Paraninfo de la Universidad de Guadalajara, dijo en rueda de prensa Alberto González, director del proyecto de restauración.

Del total de la superficie dañada, 13 % presenta grietas que ya se habían abierto en dos sismos anteriores y que fueron restauradas en su momento, el resto son fisuras “no tan significativas”, afirmó.

“Detectamos varias grietas que ya existían, otras que se formaron, otras que se ramificaron, hay algunos desprendimientos de capa de color que se colapsaron hasta el piso y es un poco difícil recuperar”, detalló el especialista.

Una decena de restauradores y técnicos del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente trabajarán durante cuatro meses en el mural de 13.6 metros de diámetro y 5.5 metros de altura, en el que Orozco pintó por primera ocasión en una superficie cóncava.

El mural está asentado en una cúpula falsa compuesta por una estructura metálica en forma de semicírculo, con una estructura de acero sobre la que Orozco montó una malla desplegable cubierta con repellados de pasta sobre la que aplicó color.

El trabajo de los técnicos estará enfocado a estabilizar los materiales que componen el fresco, a mantener en su sitio las zonas más vulnerables, rellenar los estratos separados y a realizar una especie de parches que evitarán que se pierda más material original del fresco, en caso de un nuevo movimiento telúrico.

Imprimir