Mundo

Donald divide incluso a los hijos de Martin Luther King

Foto: EFE

El presidente electo de EU, Donald Trump, se reunió ayer con el hijo mayor de Martin Luther King, coincidiendo con el festivo nacional, que conmemora el natalicio del activista de los derechos de los afroamericanos, y dos días después de atacar al congresista demócrata John Lewis, compañero de lucha del legendario activista asesinado, por decir éste que la victoria del republicano fue ilegítima, ya que fue ayudado por Rusia.

“Creo que al calor de las emociones se dicen muchas cosas desde ambas partes”, dijo Martin Luther King III, tras decir Trump que Lewis “debería gastar más tiempo en ayudar a su distrito, infestado por el crimen, en lugar de quejarse falsamente de los resultados de las elecciones”.

Casi al mismo tiempo, Bernice King, la hija menor, recordó a su padre con un apoyo a Lewis y pidiendo a sus seguidores que no decaigan, ya que “Dios puede triunfar sobre Trump”.

Bernice fue interrumpida en varias ocasiones por los aplausos durante su intervención en la Iglesia Baptista Ebenezer de Atlanta, el centro de oración en el distrito de Lewis en el que King predicó.

A raíz de las críticas de Trump al congresista Lewis, algunos legisladores demócratas ya han anunciado que no estarán presentes en los actos de la investidura presidencial de Trump, que se realizará este viernes.

Imprimir