Nacional

“Se apagó la música y empezó el horror y caos”

“Todo era caos, nadie sabía lo que estaba pasando y sólo oímos a muchas personas que nos decían que nos agacháramos y eso hicimos”, relata Alicia a Crónica. Ella es una de las asistentes al festival de música tecno de Playa del Carmen que terminó en tragedia. La confusión reinaba y se escuchaban gritos en varios idiomas; sólo después de varios minutos supimos que alguien había disparado en la entrada”, recuerda.

Era la madrugada de clausura del festival BPM. Alicia, aficionada a la música tecno y de Playa del Carmen (hace tres años decidió mudarse allá) acostumbraba asistir cada año al evento.

El festival de música electrónica cumplió diez años de celebrarse en el Caribe Mexicano. Luego de estos hechos violentos , que terminaron con la vida de cinco personas, la autoridad municipal anunció su decisión de acabar con él.

Pasadas las dos de la mañana de este lunes, la fiesta estaba en su apogeo, “había decenas de personas en el lugar, de varias nacionalidades, porque el festival atrae turistas de muchas partes del mundo, que disfrutan muchas horas de música electrónica”.

“En un momento oímos gritos y personas que corrieron hacia el escenario, pero en primera instancia creí que sólo querían acercarse al DJ que estaba tocando, pero los rostros de las personas mostraban mucho miedo e incertidumbre, y fue cuando sentí terror y me dieron muchas ganas de llorar”.

La joven, originaria de la Ciudad de México, y que ahora tiene un trabajo en un complejo de departamentos, aseguró que alguien dio la orden de que la música se apagara y fue cuando el horror de la tragedia empezó a sentirse en el lugar, aunque todavía había mucha confusión, la angustia y la desesperación inundó el antro.

Alicia, quien ahora considera que tiene una segunda oportunidad, relató, “Entre los que nos encontrábamos adentro del antro hicimos como un equipo y un chico que hablaba inglés encendió la lámpara de su celular y nos guió hasta la salida de emergencia del antro, que se encuentra en la avenida principal de Playa del Carmen, en la 12”.

La joven  recuerda que, “al salir por atrás del lugar todo era caos, había muchos jóvenes llorando y otros hablando por celular, había pocos elementos de policías, pero las sirenas de ambulancias ya se escuchaban cerca, alcancé a ver algunas personas en el suelo que se quejaban, pero la misma gente que se encontraba ayudando te recomendaba que te retiraras del lugar”.

Alicia finalizó: “El Blue Parrot se encuentra al final de la calle 12, una de las avenidas principales de la ciudad, colinda con la playa, es un antro muy popular y seguro, pero nadie se esperaba que llegara alguien con armas, en realidad Playa del Carmen es muy tranquila, en los tres años que llevo viviendo aquí nunca había vivido algo así, es una pena porque el festival era ya muy famoso”.

Imprimir