Nacional

La chiquillada sí quiere

También consultados por separado, Morena, Movimiento Ciudadano y Encuentro Social demandaron que todos los partidos políticos renuncien al financiamiento público que recibirán este año como medida de solidaridad con la población que se ha visto afectada por el gasolinazo, el alza del dólar y en general por la grave situación económica que enfrenta el país.

Los diputados representantes de sus partidos ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Rodrigo Abdalá, de Morena, y Gonzalo Guizar, de Encuentro Social, así como Carlos Lomelí, de Movimiento Ciudadano, señalaron, por separado, que la renuncia de los partidos a sus prerrogativas debe darse como consecuencia de que el Ejecutivo federal, el Poder Judicial y el Legislativo, y diversos estados de la República han autorrecortado sus gastos.

En cambio, dijo Lomelí, los partidos políticos ni siquiera se han pronunciado al respecto, es decir, no han dado muestras de querer caminar en el mismo sentido, cuando lo que se necesita es eliminar dicho financiamiento.

Afirmó que en este momento la contención del gasto por parte de los partidos debe darse  “como un acto de buena voluntad”, porque, acusó, el PRI, PAN y PRD se han negado “sistemáticamente y a su conveniencia” a desahogar las diferentes iniciativas qué hay en el Congreso para eliminar el financiamiento público a las organizaciones políticas en México.

Gonzalo Guizar, de Encuentro Social, dijo que el financiamiento a los partidos políticos, que debe desaparecer, es de apenas poco más del 20 por ciento del presupuesto global del INE, por lo que el Instituto debe hacer más ajustes a su gasto, y no quedarse en los mil 70 millones de pesos que anunció la semana pasada.

Imprimir