Nacional

Llamado de austeridad nomás no hace eco en los partidos

La propaganda electoral circulaba en el transporte por calles y avenidas. La autoridad elector determinó que violaba la norma.

Los partidos políticos nacionales no han manifestado su disposición a sumarse a las acciones de austeridad a través de ahorros o recortes en los gastos que realizan con recursos públicos. Este año, estas entidades costarán en conjunto 4 mil 138 millones de pesos.

Sin respaldo de sus dirigencias, personajes del PAN y PRD han planteado algunos recortes a sus prerrogativas en solidaridad ante la crisis económica que atraviesa el país.

Pero, o bien las propuestas son tratadas con nula prioridad, o bien se trata de propuestas de reformas legales que implican que cualquier ahorro se materializará hasta los próximos años.

PRD, TORTUGA SIN APOYO. La propuesta perredista más estructurada es la que dio a conocer la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica, que establece un recorte de 20 por ciento a cada uno de los partidos. Esto sólo podría funcionar si todos los partidos nacionales acordaran autoaplicarse esa reducción y devolver recursos que por ley les deben ser entregados.

Sin embargo, el planteamiento de Mojica apenas será puesto a consideración del CEN que encabeza Alejandra Barrales.

La lentitud con la que se atiende esta propuesta se apareja con la falta de consenso. Consultado por separado, el diputado Arturo Santana dijo que hablar de ahorros es siempre bueno, pero no es la solución a un problema económico descomunal como el que enfrenta el país. “Sí es necesario y congruente que los partidos recorten sus gastos y se amarren el cinturón, pero lo principal, lo que de veras serviría, es atacar la corrupción, que es el mayor mal del país”, aseguró.

MIS EXCESOS. Para quien fuera secretario de Finanzas del PRD en la gestión de Jesús Ortega, Javier Salinas, la opción de recortar prerrogativas a los partidos es viable, pues acusó que “hay muchos excesos” en el interior de esos institutos en cuanto al manejo de recursos.

Salinas estableció que en los partidos se destinan recursos excesivos al pago de viajes, boletos de avión en primera clase, restaurantes de lujo, bonos, y otras subvenciones.

Incluso aseveró que la ley no establece una partida para pagar el sueldo de los dirigentes de los partidos, porque no son considerados empleados. “Los dirigentes no tienen por qué tener un sueldo. No está contemplada en la ley que a los dirigentes se les pague un sueldo. Porque son dirigentes, no empleados”, explicó.

Además, agregó, en los partidos se mantiene a muchos operadores políticos, con sueldos, incluso operadores de las corrientes. Todo ese dinero se puede recuperar y significa un gran ahorro.

MEJOR LE PENSAMOS. En tanto, los senadores del PAN Roberto Gil, Ernesto Cordero y José Luis Lavalle plantearon reducir a la mitad el presupuesto a los partidos políticos durante las campañas electorales y eliminar el financiamiento para actividades ordinarias.

La dirigencia nacional del blanquiazul no ha fijado postura respecto a un eventual recorte a las prerrogativas de los partidos, pero los senadores mencionados consideraron que es posible y necesario recortar el 50 por ciento del presupuesto a los partidos en las campañas.

Ello implica que este año no habría recorte ni ahorro en los recursos de los partidos.

La dirigencia nacional del PRI, que encabeza Enrique Ochoa Reza, tampoco ha fijado postura al respecto y aunque se buscó reiteradamente la opinión de dirigentes tricolores, no hubo respuesta.

A su vez, el ex presidente del INE, Luis Carlos Ugalde, consideró que es viable reducir el financiamiento  de los partidos a través de cambiar la fórmula que se aplica para ello :

Es decir, reducir el factor de 65 por ciento del padrón electoral que se usa actualmente, así también utilizar la lista nominal en lugar del padrón electoral como variable para calcular la bolsa de financiamiento público a los partidos.

En este caso, también implicaría una reforma legal que seguramente no permitiría concretar nada este año.

El diputado federal blanquiazul Jorge Triana, del PAN señaló que aún y cuando se devolviera el total de las prerrogativas, esto representa “una bicoca para el tamaño del boquete que hay en las finanzas públicas”.

Triana dijo que tampoco es nada frente a los más de 280 mil millones de pesos que recaudará el gobierno por el IEPS a las gasolinas.

Explicó que el blanquiazul no está en contra de que los partidos recorten sus gastos, incluso su partido presentó una iniciativa para eliminar por completo el financiamiento público a los institutos políticos, “pero sería una medida cosmética” en momentos que se requiere una verdadera “cirugía mayor” a todo el aparato del Estado mexicano.

Imprimir