Mundo

Finalizan búsqueda del vuelo de Malaysia Airlines; familiares enfurecen

La búsqueda significó un gasto de al menos 200 millones de dólares.

Foto: Archivo

Los gobiernos de Australia, China y Malasia anunciaron hoy el fin de la búsqueda de los restos del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido el 8 de marzo de 2014 con 227 pasajeros y 12 tripulantes a bordo.

La búsqueda no ha dado resultados a pesar del empleo de lo mejor de la ciencia disponible, el uso de tecnología de punta así como la participación de profesionales altamente capacitados, señalaron autoridades de los tres países en un comunicado conjunto.

La decisión no fue tomada de manera superficial ni sin tristeza, acotó el comunicado dado a conocer este martes.

La nave partió a las 00:41 horas (16:41 GMT del siete de marzo) del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur con destino a Beijing, donde debía de aterrizar cinco horas y 49 minutos después.

Su última comunicación se dio a las 1:30 horas con controladores de Subang, en Malasia, poco antes de entrar al espacio aéreo de Vietnam, y desde ese momento se perdió toda comunicación.

La búsqueda significó un gasto de al menos 200 millones de dólares, y en el comunicado conjunto se precisó que se mantienen las esperanzas de recibir nueva información que en el futuro permita localizar el aparato.

Familiares de víctimas estallan en ira

La decisión de los gobiernos de Australia, China y Malasia de poner fin a la búsqueda de los restos del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido en 2014, desató hoy la ira de los familiares de las víctimas, que la calificaron de “irresponsable”.

"A nuestro parecer, extender la búsqueda a la nueva área definida por los expertos es una obligación ineludible que se debe al público y la seguridad aérea. No se puede permitir que aviones comerciales desaparezcan sin rastro", indicó el grupo Voice370.

En un comunicado, el colectivo de familiares de víctimas del vuelo MH370 desaparecido en el océano Índico en 2014 con 227 pasajeros y 12 tripulantes a bordo, criticaron la suspensión de la búsqueda de los restos del avión anunciada esta mañana por Australia, Malasia y China.

En una declaración conjunta los gobierno de los tres países confirmaron que la búsqueda submarina de 120 mil kilómetros cuadrados de la zona meridional del Índico fue suspendida, ya que no hay “pruebas creíbles” de que se pueda dar con su paradero.

“A pesar de todos los esfuerzos, el uso de la mejor ciencia disponible, tecnología de punta y el asesoramiento de los altamente calificados y mejores profesionales del mundo, desafortunadamente no hemos podido localizar el aparato", expresaron.

Por consiguiente, la búsqueda submarina del MH370 “fue suspendida", subrayó la declaración firmada por el ministro malasio de Transporte, Liow Tiong Lai, así como por sus homólogos de Australia, Hon Darren Chester, y de China, Li Xiaopen.

Sin embargo, el grupo Voice 370 expresó su consternación por la decisión y la calificó de "irresponsable” y una “cortina de humo" de los responsables de los tres países encargados de la búsqueda del Boeing 777, según el sitio Malaysia Outlook.

Voice370 recordó que la Oficina Australiana para la Seguridad en el Transporte (ATSB), que lideró la búsqueda, recomendó el pasado 20 de diciembre que se continuaran las operaciones en un área de 25 mil kilómetros cuadrados al norte de la zona rastreada hasta ese momento.

Los familiares apelaron a Malasia, China y Australia a reconsiderar la decisión de suspender la búsqueda, aunque agradeció el "tremendo esfuerzo" realizado hasta el momento.

Otros familiares expresaron de manera individual su decepción y enojo, a través de múltiples mensajes difundidos en la redes sociales, incluida Jennifer Chong, cuyo esposo Cong Ling Tan, era uno de los pasajeros a bordo del avión malayo desaparecido.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines desapareció de manera inexplicable la madrugada del 8 de marzo de 2014, unos 40 minutos después de despegar de Kuala Lumpur rumbo a Pekín, después de que alguien apagara los sistemas de comunicación y virara el aparato.

A bordo del avión viajaban 153 chinos, 50 malasios (12 de ellos miembros de la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadunidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes.

Durante los casi tres años de búsqueda, la ATSB recuperó algunas piezas arrastradas por las corrientes del oceáno Índico hasta playas de la isla francesa de Reunión, Mozambique, Mauricio, Sudáfrica y la isla Pemba en Zanzíbar, cerca de la costa oriental africana.

ijsm

Imprimir