Negocios

Delitos cibernéticos aumentaron 148 por ciento en 2016: Condusef

Fraude a bancos dejan casi cinco mil mdp a delincuentes

Foto: Archivo

De enero a septiembre de 2016, se reportaron más de 3.9 millones de quejas contra los bancos por posibles fraudes, donde el delito cibernético mostró un aumento de 148 por ciento, advirtió la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El presidente de este organismo (que supervisa a las entidades financieras del país), Mario Di Costanzo, dijo que con estos fraudes los delincuentes se llevan cerca de cinco mil millones de pesos, debido a que las reclamaciones totales corresponden a nueve mil 550 millones, pero se lograron abonar cuatro mil 630 millones de pesos.

Los 3.9 millones de quejas por fraude, representaron un incremento de 44 por ciento respecto a lo que se tuvo en igual periodo de 2015; además significaron 71.7 por ciento del total de reclamaciones que reportó la banca en el periodo de referencia (5.4 millones).

Detalló que se recibieron 1.2 millones de quejas por fraude cibernético, que se refiere a actividades de comercio en Internet, operaciones en línea tanto para empresas como personas físicas, banca móvil y pagos por celular; cifra que se compara con las 505 mil 141 quejas que se tuvieron en igual lapso del año pasado.

Indicó que el monto reclamado por comercio electrónico fue de mil 236 millones de pesos, mientras que lo abonado fue de mil 042 millones de pesos, por lo que en este caso, el dinero que se llevan los delincuentes es de 194 millones de pesos.

En la primera conferencia de prensa del año, el directivo comentó que de estas reclamaciones en fraude cibernético, la mayor cifra fue de comercio por Internet con 1.1 millones, sin embargo, el porcentaje de resolución favorable para el usuario fue de 91.10 por ciento.

Destacó que aunque de la banca móvil se tuvo 20 mil 645 reclamaciones hubo un porcentaje de resolución favorable de 1.90 por ciento, mientras que en pagos de celular hubo dos mil 708 quejas con un porcentaje de resolución favorable de 1.30 por ciento.

"No es bueno para el tema de inclusión financiera estas reclamaciones de banca por celular porque aleja a los usuarios de esta herramienta que tiene ventajas en cuanto a tiempos y costos", sostuvo.

Sin embargo, aseveró, el robo de identidad mostró una disminución de 26 por ciento en el periodo de referencia, debido a que de enero a septiembre pasado se tuvo un total de 52 mil 994, cifra menor a las 722 mil 205 quejas que se registraron en igual lapso de un año antes.

"Hay una modificación de este delito, una mutación del delito tradicional como lo conocíamos, en su manera de falsificar una INE, de alterar un documento de identificación o un estado de cuenta, o de alterar un cheque lo están cambiando y además lo están combinando con mecanismos tradicionales", argumentó.

Explicó que ciberneticamente hablando, el que un delincuente obtenga el Número de Identificación Personal (NIP) de un usuario o que obtenga información por medio de páginas falsas de los bancos, lo que se conoce como phishing para contratar un servicio financiero como un crédito o disponer de recursos de un cajero automático, jurídicamente no significa un robo de identidad pero si es un delito cibernético.

Al presentar el Desempeño de las Entidades Financieras a septiembre de 2016, dijo que respecto al fraude tradicional relacionado con las terminales punto de venta, comercio por teléfono, cajeros automáticos, sucursales, movimiento generado por el banco, banca por teléfono y corresponsales bancario hubo 2.6 millones de quejas, cifra que mostro un alza de alrededor de 21 por ciento a tasa anual.

Mario di Costanzo destacó que si bien el fraude tradicional mantiene el mayor número de quejas por posible fraude, es importante el crecimiento que se tiene en posible fraude.

ijsm

Imprimir