Necesario, programa de protección civil en Catedral Metropolitana | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Necesario, programa de protección civil en Catedral Metropolitana

Foto: Cuartoscuro

A medio siglo del incendio en la Catedral Metropolitana, aún faltan tecnología avanzada, dispositivos y un nuevo programa de protección civil para evitar una tragedia similar, alertó el sacerdote José de Jesús Aguilar.

El canónigo de la Catedral Metropolitana recordó que el 17 de enero de 1967, debido a un corto circuito se quemaron el Altar del Perdón, la sillería del Coro, parte de los dos órganos monumentales y el facistol, así como obras pictóricas del siglo XVI, XVII y XVIII.

Refirió que debido a la altura de las bóvedas de la catedral, se requieren medidas especiales, sobre todo reactivar el Programa de Protección Civil iniciado en el año 2002.

También falta un Manual de Procedimientos en caso de contingencias, el cual permita a los bomberos actuar adecuadamente, así como la revisión periódica de instalaciones eléctricas y extintores para cada área, además de sistemas contra incendió, dada la altura de los órganos.

A fin de crear conciencia entre la comunidad sobre la importancia de preservar el patrimonio cultural nacional, el clérigo propuso crear una exposición con las obras de arte que se quemaron y las fotografías de la Catedral antes del incendio, tomadas por el padre de Frida Kahlo.

Además, consideró se debe otorgar un reconocimiento póstumo al ebanista Miguel Ángel Soto, quien junto con su familia, se encargó de la restauración del altar, coro, sillería, entre otros objetos.

Recordó que aunque en 1571 don Pedro Moya, tercer arzobispo de México, y el virrey, Martin Enríquez, colocaron la primera piedra de la Catedral Metropolitana, tuvieron que pasar 242 años para que estuviera concluida y en 1813 fue inaugurada.

El padre José de Jesús Aguilar explicó que en tiempos del arzobispo Luis María Martínez y Rodríguez, se cambió el piso de madera por mármol, como aparece en dichas fotografías, porque de lo contrario, la tragedia hubiera sido mayor.

Detalló que entre el 17 y 18 de enero de 1967 un corto circuito género un incendió en el Altar del Perdón, que continuó hacia el coro, donde las llamas alcanzaron la cúpula, ennegrecieron las del altar de los Reyes y dañaron el órgano monumental de 15 metros de altura.

Además, la pintura denominada la Virgen del Perdón se quemó en un 80 por ciento y un Cristo de marfil que se encontraba en el coro, también resultó seriamente dañado.

A través de un video difundido en la plataforma Youtube, recordó que luego de la restauración se colocaron dos nuevas pinturas en el Altar del Perdón, una denominada: Descanso de la Sagrada familia en la huida a Egipto y Santa María Magdalena, esta última atribuida a Juan Correa.

Por su parte, el director de la Comisión de Arte Sacro de la Arquidiócesis Primada de México, José Hernández Schafler, dijo que este incendio debe servir de experiencia a todos para prever y evitar otro desastre igual, y que la advertencia debe ser extensiva a todas las iglesias de la ciudad.

Insistió en que es importante observar y revisar periódicamente las instalaciones eléctricas y detectar cualquier desperfecto que pudiera producir un accidente en los templos para preservarlos, pero sobre todo para seguridad de los feligreses, sacerdotes y personal de los mismos.

havh

Imprimir