La presidencia de Trump, un asunto familiar - Concepción Badillo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
La presidencia de Trump, un asunto familiar | La Crónica de Hoy

La presidencia de Trump, un asunto familiar

Concepción Badillo

Aquí estamos ante lo que hasta hace poco era difícil imaginar. A sólo 48 horas de que Donald Trump asuma la Presidencia de Estados Unidos. La más importante democracia del mundo y la única superpotencia que sobrevive, tendrá, a partir del viernes, un líder como nunca tuvo otro: un popular personaje de un show de televisión, alguien que nunca había tenido un puesto público, mucho menos de elección. Un hombre casado tres veces, que a los 70 años es el mandatario con más edad que llega a la Casa Blanca. Un millonario que en campaña amenazó con encarcelar a su oponente y una y otra vez ofendió a los inmigrantes, a los musulmanes y a las mujeres.

Aun así, 17 meses después de haber anunciado, provocando la risa de muchos, que aspiraba a la Presidencia, Trump ganó las elecciones y dentro de unas horas se convertirá en el presidente número 45 de este país. Nacido en Queens, el penúltimo de cinco hijos de Fred y Mary Trump. Vivió y se educó siempre de manera privilegiada. Graduado de la prestigiada Facultad de Economía Wharton; en cinco ocasiones se negó y evitó ser enlistado para combatir en Vietnam y al concluir sus estudios recibió un millón de dólares de su padre, con lo que inició su propia empresa de bienes y raíces, en la que estuvo infinidad de veces acusado de violar leyes laborales, discriminar minorías y emplear trabajadores sin documentos para la construcción de su ahora famosa Torre Trump, en Manhattan.

Casado con la checa Ivana Trump, tuvo tres hijos: Donald, hoy de 38; Ivanka, de 35; y Eric, de 32. Su divorcio ocupó titulares de los tabloides cuando se supo que mantenía un romance con la actriz Marla Maples, con quien se casó en 1993 luego de que naciera su hija Tiffany, actualmente de 23 y estudiante de derecho. El matrimonio no duró mucho y en su vida pronto apareció la modelo de Eslovenia Melania Knauss, hoy de 46 años, su esposa desde 2005, madre de su hijo Baron, de diez, y dentro de unas horas la nueva primera dama.

En total y para fines oficiales, la familia presidencial está integrada por diez adultos y ocho menores, un total de 18 personas, que entre otras cosas requiere para su seguridad el cuidado de 920 agentes del Servicio Secreto, 45 vehículos y un presupuesto de aproximadamente dos millones de dólares diarios pagados con los impuestos.

Trump es abuelo de ocho nietos. Su hijo mayor “Don” Trump Jr. está casado con Vanessa Haydon, una ex modelo que de soltera fue pareja de Leonardo DiCaprio. Tienen dos hijas y tres varones. Eric Trump por su parte, se graduó en 2006 de la Universidad de Georgetown en esta capital, es propietario de una vinícola en Virginia, que le regaló su padre, y está casado con Lara Yunaska, una fanática del deporte y las artes culinarias que alguna vez trabajó como periodista y productora de la cadena televisiva CBS.

Entre los dos hijos mayores nació Ivanka, su favorita, madre de tres y esposa del empresario multimillonario Jared Kushner, de 36 años, y de quien se dice es la persona en quien el nuevo mandatario más confía y, mucho se insiste, quien tendrá el poder detrás del trono. La pareja se mudará en unos días a Washington, donde el joven primer yerno ha sido oficialmente nombrado Consejero Especial del Ejecutivo. De Kushner se dice también que fue con quien el ahora canciller de México, Luis Videgaray, acordó la controversial visita a Los Pinos del entonces candidato y que será el lazo entre el gobierno mexicano y la nueva administración aquí.

La designación de Kushner, un judío ortodoxo, graduado de Harvard, dueño del semanario neoyorquino The Observer, quien no recibirá sueldo en la Casa Blanca y estará involucrado en las relaciones con otros países, no requiere confirmación del Senado, pero ha levantado gran controversia porque podría estar violando la ley que impide el nepotismo y prohíbe que el presidente en turno le conceda puestos en su gabinete a miembros de su familia.

Sin embargo esta ley, aprobada en 1967 como consecuencia del disgusto que provocó la designación en 1960 por parte de John F. Kennedy de su hermano Robert como Procurador de Justicia, no es clara en cuanto a darles una tarea a los parientes como parte del personal de la residencia oficial, donde Ivanka también tendrá oficina. Trump todavía no toma posesión, pero su presidencia es ya, un asunto de familia.

cbcronica@aol.com

Twitter@Conce54

Imprimir

Comentarios