Deportes

Aaron Rodgers, el amo del camino

Cuando el 4 de marzo de 2008 en una emotiva conferencia de prensa Brett Favre anunció que se retiraba del futbol americano hubo otra posterior donde Aaron Rodgers dejó muy clara su posición, “Si alguien quiere que yo sea el próximo Brett Favre, no lo seré. Yo soy Aaron Rodgers y seré Aaron Rodgers…” El brillante pasador californiano había esperado tres años la decisión final del “Capitán Frío” sobre su posible salida de Green Bay, y ya el último año había sido decepcionante…

Pero Favre no se retiró, pero si se fue de los Empacadores, fue contratado por los Jets la temporada siguiente y comenzó entonces el andar de Rodgers quien no sólo heredó una tradición y un reto majestuoso, sino que los amplió hasta ganarse su propio espacio, y eso incluye, por supuesto, un anillo de Supertazón.

Pero nada ha sido fácil para Rodgers, quien el pasado domingo regresó al Estadio AT&T para derrotar a los Vaqueros, un escenario que significa mucho en su carrera, pues la noche del 6 de febrero del 2011 finalmente se consagró como uno de los muy pocos afortunados quarterbacks campeones de la NFL.

EL REY DEL CAMINO. Emulando un poco aquella campaña del 2006 de los Acereros de Pittsburgh quienes tuvieron que realizar todos sus partidos de postemporada como visitantes, los Empacadores han seguido la “ruta escénica” este año, que los ha llevado a salir de Green Bay tras su victoria sobre los Gigantes en el duelo de comodines, a Dallas y ahora a Atlanta.

Se podría decir que Rodgers es poseedor de casi todos los récords que como visitante tenga cualquier pasador en la historia de los Empacadores. Desde el 2009, Green Bay ha tenido que hacer el viaje en nueve de los 15 partidos de postemporada que ha jugado, curiosamente el mismo número de encuentros que han tenido los Patriotas de Nueva Inglaterra después de la campaña regular, con una pequeña diferencia, Tom Brady y los suyos han tenido que salir de casa en ese mismo periodo, en dos ocasiones y en ambas, fueron derrotados.

Evidentemente, Rodgers ha estado en el centro del campo para los Packers en esas últimas nueve victorias, y con la visita que realizó a Dallas empató el récord en ese departamento con Brett Favre. Sólo que los números favorecen sustancialmente al primero. El “Capitán Frío” ganó tres encuentros y perdió seis, Rodgers ha ganado cinco y perdido cuatro. En cuanto a pases de anotación e intercepciones, Favre conectó 17 y fue interceptado en 15, Rodgers ha mandado 19 a la zona de anotación con sólo 8 intercepciones.

Si se pregunta usted donde está Bart Starr, bueno, sólo jugó 3 partidos de postemporada fuera de casa, ganó dos y perdió uno. Pasó para cinco touchdowns sin intercepciones.

MÁS RÉCORDS…  En la campaña del 2011, Rodgers viajó con los Empacadores a Filadelfia, Atlanta y Chicago antes de llegar a Dallas y medirse con los Acereros en el Superbowl, victoria que no cuenta como visitante pues se trató de un triunfo en territorio neutral. Aunque ciertamente fueron 4 victorias fuera de casa. El año pasado en Washington, Rodgers obtuvo su cuarta victoria como visitante en la postemporada en el triunfo 35-18 donde lanzó para 210 yardas y dos pases de anotación.

La semana pasada en Dallas, sólo en el primer cuarto, completo ocho de 11 pases para 126 yardas, rompiendo su propio record para un primer periodo que había impuesto en Chicago en el 2011. El ahora pasador de los Packers tiene 38 pases de 20 yardas o mas en nueve juegos como visitante, por encima de los 31 de Brett Favre.

Más aún, de acuerdo con Pro-Football Reference, los Empacadores han tenido en su historia de postemporada 35 series ofensivas de 75 yardas o más. Bueno, 23 de ellas fueron con Rodgers en los controles y es además, el único quarterback de Green Bay que ha tenido cuatro en un solo juego, que de hecho, lo ha hecho en cuatro ocasiones.

Y con un partido aún por delante en esta postemporada como visitante, el domingo ante Atlanta, espera igualar y desplazar a los dos únicos jugadores que lo superan en yardas totales como visitante, Brett Favre que suma 2637 y Joe Flacco que tiene 2478, sólo tres más que las 2475 de Rodgers.

Sin embargo, la victoria número seis como visitante, si la consigue, tendrá un premio aún mayor que todo lo que las estadísticas digan, un nuevo viaje al Superbowl en Houston dentro de dos semanas.

Imprimir