Nacional

PAN y PRD acusan a la chiquillada de “vivir del presupuesto” de los partidos

El financiamiento público millonario a los partidos políticos en México abrió una intensa disputa entre sus propios beneficiarios, ya que dos de los institutos más grandes del país, el PAN y PRD, acusan a la chiquillada de “vivir de ese presupuesto”, mientras que éstos aseguran que sus rivales no quieren disminuir sus prerrogativas, “porque les sirven para la compra de votos”.

Con matices, panistas y perredistas señalan que algunos partidos pequeños se han convertido incluso en “clubes familiares o empresas particulares”, que solo utilizan los recursos en su propio beneficio.

En tanto, Morena, Movimiento Ciudadano y Encuentro Social sostienen que son el PRI, PAN y PRD los que rehúsan a eliminar o disminuir las prerrogativas —que para este año serán de 4 mil 138 millones 727 mil pesos—, “porque les permiten operar mecanismos de compra de votos y de voluntades”.

Para 2017, el Instituto Nacional Electoral (INE) repartirá aquella bolsa multimillonaria conforme a las fórmulas legalmente establecidas, y el PRI recibirá mil cuatro millones de pesos, colocándose así como el partido más rico en materia de subvenciones, mientras que Encuentro Social, el que menor número de recursos tendrá, alcanzará los 230 millones 202 mil pesos.

Lo cierto es que hay en la “congeladora legislativa” iniciativas de todos colores y sabores, es decir, de partidos como el PAN y Morena, que buscan eliminar o reducir dicho financiamiento a partidos.

“A la hora de analizar, en la Junta de Coordinación Política, los temas que deben llegar al pleno, es cuando los partidos grandes se echan para atrás y lo aplazan indefinidamente”, aseguró el representante de Morena ante el INE, Rodrigo Abdalá.

En tanto, el diputado federal del PAN, Jorge Triana, dijo que su partido tiene presentada una iniciativa para eliminar al 100 por ciento las partidas de prerrogativas, que “volveremos a impulsar a la brevedad”, pero son las organizaciones minoritarias las que no aceptan “porque viven de esos recursos”.

Su colega Arturo Santana, del PRD, sostuvo que su partido está por disminuir el financiamiento público, no por desaparecerlo, en tanto que los institutos de menor tamaño pretenden “desaparecerlo”, pero en realidad “viven de ello”.

Por su parte, el diputado federal Carlos Lomelí, de Movimiento Ciudadano, dijo que tiene una iniciativa presentada para desaparecer en su totalidad el financiamiento público a los partidos, en virtud de que la ciudadanía “no tiene por qué cargar con gastos que no pide y, por tanto, le son impuestos”.

Finalmente, el representante del partido Encuentro Social ante el INE, Gonzalo Guizar, acusó “a los partidos grandes” de bloquear sistemáticamente toda posibilidad de reducir las prerrogativas públicas a los institutos políticos.

Imprimir