José Armando Ahued

El secretario de Salud de la Ciudad de México, a través de la Agencia de Protección Sanitaria, cerró ocho clínicas dedicadas al control de peso y belleza estética, que funcionaban sin permisos ni licencias y tampoco medidas sanitarias. Los establecimientos ponían en grave riesgo la salud de sus clientes-pacientes y se tomó la medida adecuada. Con esta acción decenas de capitalinos ya no serán estafados.

 

Imprimir

Comentarios