Alejandro García

El ex gobernador de Puerto Rico deja sumida en una grave crisis económica a la isla. Los pasivos suman más de 60 mil millones de dólares, cantidad imposible de pagar, sin la ayuda del Congreso de Estados Unidos. El nuevo gobernador, Ricardo Roselló, busca de manera desesperada renegociar y convencer a los políticos en Washington, que otorgue la asistencia financiera necesaria y que además a Puerto Rico como el estado 51 de la Unión Americana.

 

Imprimir

Comentarios