Recuperan poblaciones de tapir, jaguar, sarahuatos… en Chiapas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Recuperan poblaciones de tapir, jaguar, sarahuatos… en Chiapas

Montes Azules es una de las regiones con más flora y fauna de la selva Lacandona

La recuperación de poblaciones de guacamaya roja, tapir, jaguar, oso hormiguero y monos aulladores o sarahuatos, en la selva Lacandona, del sureste de México, fue posible gracias a la creación de la Reserva de la Biósfera Montes Azules, en Chiapas, que el 12 de enero cumplió 39 años de protección a la flora y fauna, informó la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Dentro de la reserva operan centros de investigación como la Estación de Investigación Chajul de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que fue puesta en operación en 1989. Gracias a estudios realizados en esa estación, por biólogos como Rodrigo Medellín, desde 1997 se reconoce que aunque la reserva de Montes Azules representa sólo el 0.16% del territorio de México, en ella viven o están representadas 20% de las especies de flora y fauna que existen en el país.

A lo largo de casi cuatro décadas, en esta reserva se lograron descubrir especies únicas en todo el planeta, como la planta Lacandona schismatia, que tiene una flor diferente a otras flores conocidas porque en lugar de tener un pistilo (órgano sexual femenino) rodado de estambres (que liberan gametos masculinos), tiene un estambre central rodeado de varios pistilos.

También en este lugar se han documentado muchas conductas de los grupos de monos aullador y araña, así como de decenas de murciélagos y las interacciones de jaguares y guacamayas con los grupos humanos que habitan y cultivan parcelas en terrenos de selva.

La reserva fue decretada el 12 de enero de 1978 y cuenta con una superficie de 331 mil 200 hectáreas. Se encuentra en los municipios de Ocosingo, Las Margaritas y Maravilla Tenejapa, en el estado de Chiapas.

Es una de las mayores áreas de bosque tropical húmedo en México y América Central, con bosque de pinos en altas altitudes y selva de montaña. Entre las especies representativas de flora se cuenta con el chicozapote  (Manilkara zapota)caoba (Swietenia macrophylla); palo de rosa (Tabebuia rosea); encino (Quercus peduncularis), entre otros.

La Conanp, informó que, con recursos del Programa de Conservación de Especies en Riesgo (PROCER), en 2016 la Dirección Regional Frontera Sur, Istmo y Pacífico Sur de la Conanp, fortaleció el desarrollo de acciones comunitarias para la conservación de la Guacamaya Roja y el Pecarí de Labios Blancos en la rivera del Río Lacantún y el Alto Usumacinta.

“Debido a la importancia como ‘El Gran Pulmón de México’ y a su aporte de servicios ambientales de regulación climática, a través del Programa de Empleo Temporal (PET), la Conanp realizó la construcción y rehabilitación de brechas corta fuego en prevención de algún siniestro que pueda poner en riego la cobertura forestal en el Área Natural Protegida”, explicó la Conanp en relación con el aniversario de la reserva.

SALVAGUARDA AMBIENTAL. La Conanp recordó que desde el 5 de diciembre de 2016 toda la selva Lacandona, dentro de la cual está Montes Azules, fue declarada por el presidente Enrique Peña Nieto como Área de Salvaguarda, por lo que se prohíben diferentes labores extractivas, como la de hidrocarburos. La superficie protegida aproximada es de 4 mil 280 kilómetros cuadrados. Dentro de ésta se encuentran localizadas 10 Áreas Naturales Protegidas.

“Con dicha medida, quedan prohibidas las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, además de apoyar la protección del medio ambiente; fomentar el turismo y preservar las características arqueológicas y culturales de la región”, detalló la Conanp.

 

Imprimir