Academia

Los primates no humanos están en riesgo de extinción: estudio

La deforestación para la explotación de recursos naturales y la caza ilegal son algunos de los factores que amenazan a los primates no humanos y que pueden causar su extinción en pocas décadas, según un estudio.

La preocupación por una extinción masiva de los primates no humanos ha llevado a 31 científicos en Estados Unidos a detallar las consecuencias que supondría esa desaparición para la biodiversidad.

El estudio, publicado ayer en la revista Science Advances, asegura que el 60 por ciento de las especies de primates se encuentra amenazado: el 75 por ciento tiene una población cada vez menor.

Aunque la caza y el comercio ilegal son algunas de las principales amenazas, estos animales ven reducido su entorno a raíz de prácticas del ser humano.

Las prácticas relacionadas con la agricultura son las que más los perjudican: destruyen el hábitat del 76 por ciento de todas las especies de primates en el planeta.

Uno de los casos más críticos es el del orangután de Sumatra, que ha perdido el 60 por ciento de su hábitat entre 1985 y 2007, pero también están amenazadas varias especies de lémures, monos y otros simios.

“Los primates tienen una importancia central en la biodiversidad tropical y en muchos procesos, funciones y servicios del ecosistema”, explican los expertos en su análisis.

El objetivo de este estudio es, precisamente, llamar la atención sobre la importancia de estos animales y la necesidad de implementar acciones para evitar su desaparición.

“Enfrentamos un desafío formidable hacia adelante, pues el éxito requiere soluciones sociales, culturales, económicas y ecológicas sostenibles, que son la base de la conservación”, añade el texto.

“A menos que hagamos de la conservación una prioridad mundial, en los próximos 25 años muchas de estas especies habrán desaparecido”, considera Paul Garber, uno de los científicos que participó en el análisis.

Principalmente, los expertos apuntan a llamar la atención de Brasil, Indonesia, Madagascar y la República Democrática del Congo, los cuatro países que albergan los dos tercios de las especies de primates.

“Tenemos una última oportunidad para reducir e incluso eliminar las amenazas humanas a los primates y a sus entornos”, añadieron los científicos en su análisis.

Imprimir