Mundo

Trump usará de inmediato autoridad ejecutiva para renegociar TLCAN: Sean Spicer

El presidente electo Donald Trump usará de inmediato su autoridad ejecutiva para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y rechazará el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

Así lo aseguró su vocero, Sean Spicer, quien afirmó que además Trump no esperará a que el Senado confirme a los titulares del Departamento de Comercio y de la Oficina de Representante Comercial para actuar respecto al TLCAN y el TPP.

Spicer, quien a apartir de mañana viernes será el nuevo secretario de prensa de la Casa Blanca, dijo que ambas asignaturas constituyen una prioridad en el accionar de la nueva administración durante los primeros cien días de gobierno, una vez que Trump asuma de manera oficial la presidencia este viernes.

“Parte de lo que él anunció en la orden ejecutiva del Día de Acción de Gracias incluye las acciones en el TPP y TLCAN, que van a hacerse a través de órdenes ejecutivas, y creo que verán que eso sucederá muy pronto”, dijo Spicer este día en su primera conferencia de prensa.

Wilbur Ross, el nominado secretario de Comercio, dijo ayer miércoles a senadores que la renegociación del TLCAN, que entró en vigencia en 1994 entre Estados Unidos, Canadá y México, será la primera asignatura de la que se ocupe su oficina en el frente exterior.

“El presidente electo no ha ocultado en sus comentarios públicos, ni tampoco yo en un comentario temprano durante la campaña, que el TLCAN es lógicamente lo primero que debemos confrontar”, apuntó Ross durante su audiencia de confirmación.

Spicer fustigó a los demócratas en el Senado, a quienes acusó de tener una lista de los nominados a secretarías de Estado que van a rechazar, aunque dejó en claro que el accionar en contra de dos acuerdos comerciales no se verá detenido por ello.

“Francamente no creo que él vaya a esperar. Ha dejado en claro que algunas de esas cosas son enormes prioridades para él”, reiteró al aludir la manera como Trump procederá al respecto.

Aunque el presidente saliente Barack Obama firmó la adhesión de Estados Unidos al TPP, los líderes republicanos en el Congreso, quienes controlan las dos cámaras legislativas, rehusaron votar su ratificación insistiendo que requiere modificaciones para generar apoyo en su bancada.

Durante la campaña presidencial, Trump calificó de insatisfactoria la negociación del TPP y aunque ha evitado precisar públicamente su postura al respecto, uno de sus asesores económicos declaró en días recientes que el acuerdo conformado por 12 naciones “está muerto”.

Spicer dijo que el mensaje de Trump sobre comercio ha sido bastante claro desde su campaña presidencial y eso es luchar para proteger los empleos y evitar la salida de empresas a otros países.

Trump “se va a asegurar que cada acuerdo, como lo hizo en los negocios, coloque primero a los trabajadores y la industria de manufacturas, de servicios. Esa va a ser la prioridad”, precisó.

Imprimir