Negocios

Nacionalismo pragmático ante Trump: UNAM

Armando Sánchez y Jesús Gallegos, investigadores de la UNAM

México requiere un nuevo modelo económico y políticas públicas, basados en un nacionalismo pragmático que impulse el mercado interno, genere empleo y eficiente el gasto público, señalaron en conferencia investigadores de la UNAM, en el marco del impacto que tendrá la llegada de Donald Trump a la presidencia de EU.

Jesús Gallegos, académico del Centro de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Política de la UNAM, puntualizó que México requiere un nacionalismo pragmático que busque la diversificación del mercado más allá de EU, con una visión estratégica, de Estado, pero que aproveche las muchas oportunidades de negocios que ofrece. 

“Trump nos ofrece una oportunidad. Ahora sabemos que hay varios niveles de gobierno en EU, que existe un grupo heterogéneo de intereses corporativos y empresariales, los cual significa que hay un juego en el mercado interno del cual no habíamos hecho un buen análisis en sus conexiones”.

Añadió que se requiere un enfoque en las relaciones comerciales con estados de la unión americana, como California y Texas, que son independientes a algunas de las decisiones que implementaría el gobierno de Trump. “Una estrategia propia debe aprovechar la ubicación geopolítica del país, edificar intereses estadunidenses que tienen peso y sacar provecho de las necesidades estadunidenses, como la mano de obra”. 

Por su parte, Armando Sánchez Vargas —coordinador de Análisis Prospectivo del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM— señaló que en México el modelo exportador, como se ha realizado las últimas décadas con la liberación de la economía, está agotado. “Debe ser reemplazado, pero no por uno que cierre las fronteras, sino aquel que aproveche la apertura y, a la vez, cambie los objetivos del modelo y enfatizar el crecimiento económico, generación de empleo y redistribución del ingreso, que contrarrestarán el impacto de las medidas que podría realizar Trump”. 

Dijo que prospecciones realizadas en su instituto prevén que si las medidas arancelarias de Donald Trump se cumplen en sectores como la industria automotriz —de incrementar entre el 35% y 50% el precio del gas—, ésta crecería apenas la mitad en los próximos tres años. Otra prospección es que si Trump aplica un arancel o bloquea las remesas de los connacionales, el PIB de México pasaría de una proyección de 1.74 a 1.50. 

“Tenemos que repensar la estrategia nacional porque, si seguimos con las medidas superficiales actuales, tendremos graves problemas si sufrimos un ataque especulativo. El costo de no hacer una reestructuración la pagaremos en términos del PIB y el crecimiento, que no alcanzará para pagar las nuevas generaciones que se incorporen al mercado de trabajo. Eso significa más pobreza, más desigualdad y más violencia”.

Imprimir