Deportes

Barça, cerca de semis; por fin gana en Anoeta

Diez años después, el Barcelona rompió la maldición y volvió a ganar en Anoeta, luego de ocho partidos. Un gol de Neymar de penalti silenció a los aficionados de la Real.

Anoeta se había convertido en una plaza imposible para el Barsa, con cinco derrotas y tres empates. La última vez que el Barcelona triunfó en San Sebastián fue 2007, en un partido de la Liga española, gracias a goles de Andrés Iniesta y Samuel Eto’o.

Los azulgrana toman ventaja para estar en las semis de la Copa tras un partido en el que mostraron dos caras, ya que tras una buena primera mitad tras el descanso acusaron en exceso la baja de Andrés Iniesta y acabaron sufriendo y pidiendo la hora.

La Real Sociedad salió a tambor batiente. Fue tal el empuje con el que arrancó el equipo de Eusebio Sacristán que a los 38 segundos ya pidió penalti de Piqué ante Willian José. Sin embargo, el clavado del brasileño no alcanzó para confundir al árbitro.

Un disparo de Oyarzabal en el minuto 11 desde fuera del área volvió a poner en alerta al conjunto catalán, que respondió de inmediato con otro de Neymar, que detuvo el guardameta local.

En el minuto 20, un avance de Neymar por la izquierda fue cortado por Aritz Elustondo con una patada sobre el brasileño dentro del área. El contacto fue claro y el árbitro no dudó en marcar penalti. El brasileño, después de hablar con Messi, se hizo con el balón y ejecutó la pena máxima como la última, ante el Athletic: pasitos pequeños, paradinha mágica, mirada fija al portero y derechazo a la red.

Luego de una racha de 11 partidos sin anotar, Neymar suma dos goles en sus últimos dos partidos. Le dieron descanso el sábado, cuando Barcelona aplastó 5-0 a Las Palmas en la Liga española.

El equipo donostiarra, aupado por su afición, que lo protestaba todo, jugó con mayor verticalidad, aunque no creó muchos problemas al Barça. Eso sí, se acercó en el minuto 35, con un disparo del mexicano Carlos Vela que paró Cillessen sin problemas.

En el segundo tiempo el Barça siguió siendo amo del balón y continuó presionando de forma muy efectiva, impidiendo cualquier transición del equipo realista. Sí la pudo hacer Neymar tras el lanzamiento rápido de una falta, pero el brasileño falló en el último control...

En el minuto 62, cuando más apretó la Real, pudo llegar el empate. Lo rozó Yuri Berchiche con un disparo raso y cruzado que se perdió por la izquierda de Cillessen. Mientras, el juego siguió ensuciándose. Nervios, faltas, caídas, interrupciones que beneficiaron más al Barça, con ventaja en el marcador, que al equipo local.

Vela jugó 72 minutos para el cuadro donostiarra.

Barcelona busca accede por séptima vez consecutiva a las semifinales de la Copa, dentro de un ciclo en el que salió capeón tres veces y perdió dos finales.

Imprimir