Los caminos que llevan a un posible impeachment | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Los caminos que llevan a un posible impeachment

Los negocios de Trump con gobiernos extranjeros le podrían llevar a la destitución.

Apenas es su día inaugural como presidente de Estados Unidos, pero la sombra del impeachment ya sobrevuela el mandato de Donald Trump. Meses de polémicas han llevado a diversos expertos a considerar que es muy plausible que en un momento u otro antes de 2020, el magnate tenga que afrontar un juicio político en su contra en el Congreso de EU.

La razón principal que podría llevar a Trump a afrontar su posible destitución es la irregularidad legal con la que está gestionando sus negocios ante sus obligaciones como ocupante de la Casa Blanca. El magnate cedió su emporio inmobiliario a sus hijos, algo que muchos consideran insuficiente para desligarse de los negocios y, así, evitar conflictos de intereses. Unos conflictos que él mismo admitió que podían presentarse, por ejemplo, porque tiene multitud de casinos y edificios en el extranjero.

Esto enraíza con el hecho de que se negó a ceder sus activos en lo que se llama “blind trust” (fe ciega). Es un fideicomiso que gestionan administradores anónimos y desconocidos para el propietario mientras ocupa su cargo político para que no pueda interferir, y que es el método que muchos le exigían que usara.

Pero hay más. Otra razón que expertos consideran que podría desembocar en un proceso de ‘impeachment’ son los negocios que tiene directamente con gobiernos extranjeros, especialmente con Rusia. Esto podría violar las leyes de Estados Unidos que prohíben el tráfico de influencias.

Pero por si fuera poco, también podría Trump verse en aprietos por su reiterada negativa a revelar su declaración de impuestos, algo inédito hasta el momento en la historia moderna de EU. El republicano se justificó porque estaba pasando una auditoría, algo que numerosos expertos le recordaron que no le impedía publicar sus datos fiscales.

“DESDE EL MINUTO UNO”. Norman Eisen, ex abogado de ética de la Casa Blanca durante el primer mandato de Obama, aseguró en una entrevista radiofónica con la emisora pública NPR que “a menos que Donald Trump cambie de postura, estará violando la Constitución desde el primer día, desde el minuto uno y la primera hora, porque sus negocios en Estados Unidos y en todo el mundo reciben un flujo constante de ingresos de gobiernos extranjeros”. Eisen agregó que el magnate está siendo “mal aconsejado” y que “eso precipitará el escándalo y la corrupción”.

Por otra parte, el profesor de derecho Christopher Peterson, de la Universidad de Utah, consideró que el escándalo de fraude de la llamada “Universidad Trump”, que se zanjó con un pago por parte del multimillonario de 25 millones de dólares a los estudiantes, puede ser otra razón para llevar a juicio político a Donald Trump.

CERO DESTITUCIONES. Sin embargo, a pesar de las múltiples opciones, la historia no es alentadora para los críticos: Sólo dos ex presidentes, ambos demócratas, fueron sometidos a juicio político, y los dos fueron eximidos. El primero fue Andrew Johnson (1865-1869), quien entró en la Casa Blanca tras el asesinato de Abraham Lincoln, y el otro, Bill Clinton (1993-2001), por su escándalo con Mónica Lewinsky.

En el hipotético caso de que Donald Trump fuera destituido por el Congreso, sería su vicepresidente, Mike Pence, quien asumiría el cargo hasta el fin del mandato.

 

Imprimir