Llega el presidente de los Estados Divididos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Llega el presidente de los Estados Divididos

Organizadores de protestas esperan que 100 mil personas bloqueen desfile entre el Capitolio y la Casa Blanca.

Esta es la última vez que nos podremos referir a Donald Trump como presidente electo de Estados Unidos. A partir de mediodía de hoy, el magnate inmobiliario y personaje televisivo será el 45º presidente del país, una vez jure su cargo en las escaleras del Capitolio, en una de las imágenes más icónicas de la política estadunidense.

Trump llegó ya ayer a Washington para atender los primeros actos. Primero hizo solemnes honores a la tumba del soldado desconocido, ubicada en Arlington, Virginia, en el valle que acompaña la ciudad capitalina, y donde, por ejemplo, descansan los restos de John F. Kennedy. Lo hizo acompañado de sus hijos Ivanka, Tifanny, Donald Jr. y Eric y sus respectivas familias y de su vicepresidente electo, Mike Pence.

Luego, el todavía presidente electo se dirigió al monumento a Abraham Lincoln, desde donde saludó, acompañado de su esposa Melania, y luego gozó del clásico concierto previo al día de la investidura, un acto que iniciará a las 11 (a las 12 en Washington).

MOVIMIENTO. Después del concierto, Trump dirigió unas breves palabras a los medios y a todo el público que se acercó a arropar al polémico magnate antes de su gran día. Allí, dando la espalda a la majestuosa estatua de Lincoln sentado, aseguró que su mandato deparará a los estadunidenses “algo increíble”.

“Yo solo soy el mensajero, estábamos cansados, los quiero. Todos estábamos cansados de ver lo que estaba pasando y queríamos un cambio”, afirmó. “Nunca ha habido un movimiento como este, es algo muy, muy especial. Vamos a unificar nuestro país, y a hacer realidad nuestra frase ‘Hacer Estados Unidos grande de nuevo’, a la que añado ‘más grande que nunca’” y “para todos”, añadió el republicano.

Trump prosiguió mencionando los méritos de su proyecto, asegurando que él y su equipo entendieron “lo que estaba pasando” en el país. “Creo que muchos de nosotros lo sabíamos el primer mes de la campaña. Pero creo que la mayoría lo supimos en el último mes. Que algo especial estaba pasando”, insistió el multimillonario de Queens.

AGENDA. Se espera que a la ceremonia acudan los ex presidentes George W. Bush y Bill Clinton, acompañado de su esposa Hillary, precisamente derrotada por Trump en las elecciones. También acudirá, como es habitual, el presidente que cede el testigo, en este caso Barack Obama.

Con él y su esposa Michelle, el magnate y su mujer, Melania, tomarán un té antes de la ceremonia, un acto que forma parte de la agenda de actos, que iniciará en la mañana con una misa. Una vez concluidos los parlamentos y la jura del cargo, el nuevo presidente y su esposa participarán en un tradicional almuerzo en el Capitolio. Luego, iniciarán un desfile en coche hasta la Casa Blanca, recorriendo aproximadamente 4.8 kilómetros acompañados por una comitiva y, como se espera, arropados por seguidores. Finalmente, se celebrará un baile en la residencia presidencial.

PROTESTAS. Pero será precisamente en el desfile cuando se prevé que se podrán notar con mayor fuerza las grandes protestas que se auguran para la jornada de hoy. Por ejemplo, Lacy MacAuley, organizadora de la protesta DisruptJ20, aseguró que esperan “alrededor de 100 milpersonas” con las que poder bloquear el acceso a los invitados al baile presidencial y a los puntos de acceso al desfile.

Pero las protestas está previsto que no se limiten a Washington, sino que se esperan grandes manifestaciones en toda California, el estado más vehemente contra el magnate, y en otras grandes urbes del país como Nueva York o Chicago.

De hecho, muchos no pudieron esperar y ayer ya inundaron las calles en grandes ciudades de todo Estados Unidos para rechazar una presidencia que muchos consideran ilegítima. En Nueva York se organizó un gran acto de protesta frente a la Trump Tower, en la Quinta Avenida, que congregó a personalidades como el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, el cineasta Michael Moore o el actor Alec Baldwin, que precisamente imita a Trump en la sátira del programa Saturday Night Live, para gran disgusto del televisivo magnate.

Imprimir