Nacional

Cinco senadores del PAN renuncian al pago de celular, gastos médicos ...

Cinco senadores del PAN, como Marcela Torres Peimbert , Francisco Búrquez Valenzuela, Víctor Hermosillo y Celada, Juan Carlos Romero Hicks y Ernesto Ruffo Appel, renunciaron a lo que llamaron los privilegios de que gozan los legisladores en la Cámara Alta como gastos médicos, pago de teléfono celular, vales de gasolina, mantenimiento de autos y servicios de alimentación.

Explicaron que con estas medidas ahorrarán al Senado y al erario un promedio de 650 a 700 mil pesos anuales que aunque es poco, es su aportación a esta situación de crisis y llamaron a sus demás compañeros senadores a sumarse a esta acción.

Marcela Torres Peimbert explicó que aunque el coordinador del PAN en el Senado, Fernando Herrera está enterado de esta decisión,  no es una medida de toda la bancada pero aseguraron que hay mucha simpatía por esta acción y no descartaron que en los próximos días se sumen más senadores de todo los partidos esta cruzada.

Los cinco senadores panistas renunciarán a un conjunto de prestaciones como seguro de gastos médicos, mantenimiento de automóviles, peluquería, pago de telefonía celular y viáticos que suman en global de 650 mil a 700 mil pesos anuales. La renuncia a estos privilegios –agregaron– es permanente.

Recalcaron que  esta decisión como medida solidaria con los ciudadanos afectados por los aumentos de alimentos y servicios derivados del alza a la gasolina y convocaron al resto de la bancada del PAN, senadores del (PRI), PRD, Verde Ecologista de México (PVEM), y del Trabajo (PT) sumarse a estas acciones de austeridad en el Congreso.

“Nosotros hemos decidido que son momentos para apretar el cinturón, para predicar con solidaridad. Es que nosotros vamos a renunciar a privilegios en lo individual y esos privilegios son partidas como las siguientes: mantenimiento de automóviles, vales de gasolina, telefonía celular, gastos médicos y servicios de alimentos”, reiteró Romero Hicks.

Torres Peimbert reconoció que este esfuerzo es insuficiente. “sabemos que este hecho aislado y exclusivo no soluciona la crisis en la que estamos, pero creo que poniendo el ejemplo y de poquito en poquito, por supuesto, hay de dónde cortar”.

Imprimir