Nacional

Era del padre la pistola del niño agresor; la cacería, su afición

La consternación de la sociedad regiomontana es compartida ya en todo el país. Allá, en el colegio establecen dos días de luto; no hay clases.

El arma que utilizó Federico Guevara Elizondo para disparar el miércoles a sus compañeros y a su maestra era propiedad de su padre, y debido a que el muchacho era aficionado a la cacería, la manejaba con mucha destreza, dijo el vocero de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, quien aseveró que el joven avisó a sus compañeros de escuela que llevaría la pistola calibre .22 al salón.

“El muchacho era aficionado a la cacería, por eso su destreza”, expuso el funcionario, quien agregó que el padre tiene un número importante de armas, las cuales están registradas en su mayoría, y descartó cualquier relación de esa familia con la incidencia delictiva, además de que no han encontrado conflicto jurídico.

“El responsable de los hechos  sí comunicó a alguno de los muchachos que llevaría el arma, pero no le creyeron, por eso se hizo el grupito cuando estaba sentado en el salón y les mostró el arma. Unos salen corriendo y el resto regresa muy alterado, pero no les dijo que iba a disparar”, comentó Fasci al referirse a los videos que revisan las autoridades y que han sido difundidos en redes sociales.

Las investigaciones prosiguen en torno al caso; en tanto, en el Hospital Universitario se dio a conocer el estado de la profesora Cecilia Cristina Solís, quien presentó herida en el cráneo por arma de fuego, cuyo estado es grave, por lo que habrá de esperarse de tres a cinco días para que disminuya el edema cerebral.

En el mismo hospital y en iguales condiciones se encuentra Luis Fernando Ramírez, de 14 años de edad, y el parte médico señala que tendrán que esperar también de tres a cinco días para que evolucione tras la herida en el cráneo. Con respecto a Ana Cecilia Díaz, de 14 años, en el Hospital Muguerza Sur ingresó a las 3:00 horas a cirugía por sangrado cerebral a raíz de una herida en cráneo.

Aunque el personal académico seguirá en su trabajo en oficina, se suspendieron las clases en señal de luto en el Colegio Americano del Noreste, en el cual un alumno atacó a balazos a una maestra y tres compañeros.

A través de una circular a los padres de familia, el colegio informa que se suspenden las clases. Pese a que no se informa el motivo de la suspensión se sabe por personal del plantel que es en señal de luto, por lo que no habrá clases jueves y viernes.

Desde temprana hora, el personal académico llegó a la escuela, pero no asistieron los alumnos de primaria y secundaria.

Sin embargo, el personal académico seguirá trabajando en oficina y cuestiones administrativas.

El ataque dejó heridos de gravedad a dos estudiantes y la profesora, mientras que otra estudiante fue declarada fuera de peligro y el agresor murió horas después en un hospital local.  

Imprimir