Ciudad

Condena sin precedente a abusadores sexuales: 811 años en conjunto

El juez séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en la Ciudad de México sentenció a seis empleados de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que fueron hallados culpables de agredir sexualmente a varios menores de edad.

Los sujetos acumularon más de 811 años de prisión, en virtud de las pruebas aportadas por la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra).

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que los sentenciados, quienes laboraban en un jardín de niños de la SEP en la delegación Iztapalapa, ejecutaron actos sexuales contra varios niños, aprovechándose de la confianza y la relación que tenían con ellos.

Derivado de la denuncia presentada por las madres de 25 niñas y niños, el Ministerio Público Federal acreditó el delito y solicitó la orden de aprehensión, que fue otorgada por un Juez de Distrito de Procesos Penales Federales y cumplimentada por agentes de la Policía Federal Ministerial.

El principal agresor es Saúl "N", quien se desempeñaba como conserje, y al que se le atribuyen los delitos de violación equiparada, pederastia y corrupción de menores en agravio de 18 infantes.

A esa persona el juzgador le impuso una pena de 467 años y tres meses de cárcel y una multa de un millón 233 mil 953 pesos, así como 202 años de inhabilitación del ejercicio público.

A la directora del plantel, María de la Luz “N”, se le sentenció a 88 años siete meses y siete días de prisión y a pagar una multa por 260 mil 063 pesos por los delitos de violación equiparada, pederastia y encubrimiento por favorecimiento. También se le inhabilitó por 45 años.

El resto de los responsables, identificados como José “N”, Martha Leticia “N”, Sergio Osvaldo “N” y Daniel Anibal “N”, recibieron condenas de entre 36 y 81 años de prisión por diversos delitos en agravio de estudiantes.

Respecto a la sentencia de 467 años y tres meses la Fiscalía destacó que no había obtenido una condena de esa dimensión y que tampoco hay antecedente de pena similar.

Imprimir