Volver a caminar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Volver a caminar

Después de haber quedado con medio cráneo destruido, Rodolfo “N” ha vuelto a caminar. Lo logró aun cuando le habían dicho que pasaría la vida en cama o atado a una silla de ruedas.

Rodolfo recibió un impacto en la cabeza que lo dejó sin movimiento en el brazo y la pierna izquierda, así como tampoco podía hablar; al día de hoy, él sube escaleras por su propio pie y es capaz de tener una conversación.

Para superar la discapacidad física en la que es atrapada la persona que ha sufrido un accidente y que queda con secuelas como parálisis, afasia, hemiplejia o cuadriplejia, entre otras, el remedio está en programar al paciente para que vuelva a la normalidad a través del conjunto de movimientos corporales del Chi Kung.

Roberto Alcocer González, profesor de esta técnica perteneciente a la Medicina Tradicional China, explica que cuando una persona no se puede mover de manera parcial o total, lo que hay que hacer es reactivar las neuronas dañadas, pues por lo general no es el área en la que se manifiesta la lesión en donde se encuentra la falla, sino en el cerebro.

De acuerdo con el especialista, casos como éste se comienzan a resolver desde la primea sesión, en la mayoría de las veces el tratamiento dura quince días o menos y el paciente es quien hace el cambio, pues el terapeuta sólo le enseña las rutinas de movimientos que debe hacer.

Casos graves como el de Rodolfo son superados en el Instituto Alcocer de Medicina Tradicional China y Acupuntura, por ejemplo: uno de los alumnos del profesor Roberto es un joven de 12 años que no tenía movilidad a causa de la escoliosis que había deformado parte considerable de su columna. Otra situación compleja fue la que vivió un hombre de poco más de 45 años de edad, quien sufrió un infarto cerebral a causa de presión arterial alta, tras el evento no podía mover brazo y pierna izquierda.

“Mi maestro en China me dijo que hay que mantener la armonía en el cerebro para que el individuo pueda recuperar la salud, pues es la pila que da energía a todo el sistema eléctrico del organismo y el que hace la conexión con cada una de las células”, apuntó el profesor Alcocer.

DESPERTAR DE LA CONCIENCIA. Aunque la desesperación, tristeza y frustración son las emociones que vive la persona cuando de la noche a la mañana se enfrenta a una discapacidad, no se debe perder tiempo, pues entre más rápido se atienda el paciente, menos tiempo tardará su rehabilitación.

Especialistas como Roberto Alcocer emplean la acupuntura para “despertar el alma”, es decir, con la aplicación de agujas se logra destapar el bloqueo que hay entre el cerebro y la parte del cuerpo que no se puede mover.Aunado a esto, el terapeuta le enseña al paciente a darse así mismo masaje para estimular determinados puntos de sanación; si la persona con discapacidad está totalmente impedida, el acupuntor aplicará la terapéutica hasta que el afectado se pueda auto-atender. Finalmente, la enseñanza del Chi Kung hará que la persona afectada se haga consciente del daño cerebral que padece, una vez identificado el problema se podrán enviar las señales que revertirá la inmovilidad.

Chi Kung se fundamenta en los conceptos y teorías de la Medicina Tradicional China, la cual parte de estudios de anatomía y fisiología. Acorde a un documento en donde se presenta la evidencia del avance de algunos pacientes, se apunta que “la gran virtud del Qi Gong (como también se conoce a esta técnica) es emplear la mente para dirigir los movimientos teniendo excelente respuesta en el sistema nervioso central y periférico”.

Al igual que en la medicina convencional, antes de iniciar un tratamiento, los especialistas en Chi Kung hacen una valoración integral del paciente para emitir el diagnóstico, el cual se hace a partir de la observación de rostro, lengua, ojos, oreja y medición del pulso. Asimismo evalúan otros aspectos que aportan datos importantes como la forma con la que camina, se mueve y habla la persona afectada.

Cuando el paciente es un caso como el de Rodolfo “N”, lo que hace Qi Gong es usar las neuronas que habitualmente no trabajan para iniciar la rehabilitación, por eso es que esta terapéutica va más allá de la sanación, ya que después de algún tiempo de practicar esta disciplina, quienes alguna vez estuvieron discapacitados desarrollan habilidades mentales que antes no tenían.

Otra de las ventajas es que el paciente aprende los movimientos del Chi Kung y los debe poner en práctica en su casa, entre más los haga mejores resultados tendrá con lo que se abatirá el costo del tratamiento. “A las personas que están por hacerse una cirugía de columna les sugeriría que le dieran una oportunidad al Chi Kung, pues si el daño no está en la espina dorsal y si en el cerebro, la operación no tendrá ningún sentido y sí quedan expuestos a los riesgos que cualquier procedimiento quirúrgico implica”, advirtió el profesor Roberto Alcocer González.

¿Dónde acudir?:

UNAMTA, MYTI. Localiza un especialista cerca de casa en tu ciudad de origen en la Unión de Médicos y Técnicos Acupunturistas, Medicinas y Terapias Integrativas.
Mail: unamta_ac@hotmail.com
Tel: (0155) 6721-8939 y 5581-5095

Shaolin de México. Sitio: www.taichi.org.mx
Tel: (0155) 5673-5682

Instituto Alcocer Medicina Tradicional China y Acupuntura. Sitio: www.institutoalcocer.com.mx. Tel (0155) 5581-5095

Colegio de Estudios Superiores de WuShu y Medicina Tradicional China (Ciudad de México).
Sitio: www. colegiodewushu.com
Mail: siuping9@hotmail.com
Tel: (0155) 5741-0041

 

Imprimir