Los derechos de la naturaleza entraron en la Constitución de la CDMX ¿qué sigue?

César González Madruga

La asamblea constituyente logró consolidar un paso trascendental en la Ciudad de México al votar en el pleno los derechos de la naturaleza dentro del artículo 18 de la nueva Constitución y cuyo contenido específico señala en el inciso A numeral 2 y 3 lo siguiente: “ 2) El derecho a la preservación y protección de la naturaleza será garantizada por las autoridades de la Ciudad de México en el ámbito de su competencia, promoviendo siempre la participación ciudadana en la materia. 3) Para el cumplimiento de esta disposición se expedirá una ley secundaria que tendrá por objeto reconocer  y regular la protección más amplia de los derechos de la naturaleza conformada por todos los ecosistemas y especies como un ente colectivo sujeto de derechos”.

Este artículo reconoce a la naturaleza como un ente sujeto de derechos y no como objeto y con ello se corrobora la batalla ganada que los capitalinos hemos dado cuando en el 2013 se aprobaron los derechos de la naturaleza en la ley ambiental de protección a la tierra, esta figura ahora queda plasmada a nivel constitucional.

Así como en la Constitución de 1917 México le aportó al mundo una nueva generación de derechos (los sociales), ahora el constituyente de la Ciudad de México no le falló a su deber histórico al abrir un nuevo capitulo y una nueva generación de derechos (a la naturaleza), y con ello una inspiración para el devenir legislativo en la materia para el mundo, prueba de ello es que a tan sólo unos días de aprobado este artículo la instancia  “Harmony with nature” de la ONU incorporó a su página el texto antes citado para que sirva de guía a otros países que están buscando incorporar esta figura en sus países ( http://www.harmonywithnatureun.org/rightsofnature.html ).

Cabe destacar que este proyecto fue una iniciativa ciudadana presentada por cerca de 150 organizaciones de la sociedad civil, producto del esfuerzo colectivo dentro del primer foro mundial por los derechos de la madre tierra en el que participaron activistas, artistas, académicos entre otros y que diputados dentro del constituyente abrazaron como propias y allí fue gracias a una reserva dentro de la comisión de carta de derechos presentada por la ex ministra y actual diputada Olga Sanchez Cordero para que el texto quedara como finalmente fue aprobada en el pleno, por ello todo mi reconocimiento a ella y a quienes acompañaron todo el proceso para lograrlo: Alejandro Encinas, Kenya López, Esthela Damián, Federico Doring, César Camacho, Eduardo Escobedo, Carlos Gelista, Jesús Ortega, Armando Baez, Armando Ríos, Cecilia Soto, Enrique Provencio, Jaime Cárdenas, Ana Julia Hernández, Santiago Taboada y María Eugenia Ocampo. Y a todos quienes en el pleno otorgaron su voto favorable.

Una vez promulgada la Constitución de la Ciudad de México vendrán 2 etapas fundamentales; la primera será elaborar la propuesta de la ley de los derechos de la naturaleza que den toda la estructura jurídica a la naturaleza como ente sujeto de derechos, aunado a ello habrá que promover candidatos que conformarán el primer congreso de la Ciudad de México que se comprometan a trabajar en la elaboración de esta ley. La segunda etapa es la de lograr previo a la instalación del primer congreso una jurisprudencia de que avale lo logrado en el 2013, y estamos muy cerca de lograrlo gracias al amparo número 835/2014 que el juzgado primero dictó la sentencia de amparo concediendo la protección del Cerro de la Estrella obligando reubicar a cientos de asentamientos irregulares, este caso puede sentar el mayor precedente por los derechos de la naturaleza y con esto vislumbrar los alcances que puede tener esta normatividad.

 

* Escritor

Twitter: @CesarG_Madruga

Imprimir

Comentarios