Ciudad

Firman convenio para elevar nivel educativo de reos preliberados

De acuerdo con autoridades locales siete de cada diez reos que salen de prisión consiguen trabajo.

Siete de cada diez hombres que salen de prisión logran obtener un trabajo y tienen un proceso de reinserción; en mujeres el número incrementa a ocho de cada diez.

La secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, consideró que el gobierno capitalino debe buscar que las personas que llegan a prisión logren regresar a la sociedad con una perspectiva distinta de la vida.

Mercado informó que el 50 por ciento de la población penitenciaria tiene apenas la secundaria. Ante ello, las autoridades capitalinas firmaron un acuerdo con el Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA) para que el número se incremente.

Este convenio aplicará, por ahora, a 11 mil reos preliberados, quienes tienen que firmar mes con mes para evitar que salgan de la Ciudad de México.

La funcionaria admitió que al interior de los penales hay venta y consumo de drogas, pero precisó que, más allá de eso, se busca implementar un programa para abatir las adicciones.

Así también, dijo, se firmará un mecanismo con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México para erradicar la tortura en las prisiones de la capital mexicana.

“Tenemos que reforzar las condiciones de vida al interior. Estamos firmando el mecanismo contra la tortura”, explicó la funcionaria.

Mercado dijo que ayudar a las personas que están en reclusión no es un tema de “policías y ladrones”, sino un asunto por el bien de los presos y de la sociedad misma. “Es el derecho al porvenir”, expuso.

Por otra parte, el subsecretario del Sistema Penitenciario, Hazael Ruiz, afirmó que sí hay gobernabilidad en el Reclusorio Norte, pese a las grabaciones en las que se observa un mercado de drogas en el interior del penal.  

“Reconocemos que los resultados no han sido los que esperamos, que tenemos que acelerar el paso y en eso estamos”, dijo ayer el subsecretario en una entrevista posterior a la presentación del convenio.

El funcionario dijo que se colocará un sistema de circuito cerrado en los penales para detectar las conductas ilegales, sin embargo, esto dependerá meramente de un tema presupuestario.

Aun así, dijo que se aplicarán otras estrategias para mejorar la seguridad de los penales, una de esas medidas es reforzar los estándares de confianza para evitar que los custodios se presten a conductas ilegales.

“Nosotros veníamos trabajando para tratar de erradicar estas situaciones, ya había denuncias previas, no sólo del Reclusorio Norte. Veníamos trabajando en eso, pero el tiempo no nos dio, veníamos muy lentos. Se nos pide aumentar la efectividad y la responsabilidad será hasta donde alcance”, precisó.

De acuerdo con el Sistema Penitenciario, al menos 17 custodios son investigados para conocer hasta qué punto están involucrados con los actos de corrupción dentro del Reclusorio Norte.

Las imágenes que fueron exhibidas por una cadena de televisión hace un par de semanas revelan que en el Reclusorio Norte hay un tianguis de droga, el cual es visitado por los reos para poder consumir sustancias como solvente, cocaína y mariguana.

 

Imprimir