Mundo

Trump inicia primer día de presidencia con servicio religioso

Este sábado, en su primer día en la Casa Blanca, Trump será objeto de una masiva protesta.

Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, inició su primer día en la Casa Blanca asistiendo esta mañana a la Catedral Nacional para el tradicional Servicio de Oración Inaugural Presidencial.

Trump acudió este sábado al servicio religioso ecuménico, acompañado por la primera dama Melania Trump, el vicepresidente Mike Pence y la esposa de Pence, Karen.

El servicio religioso forma parte de las ceremonias de inauguración del nuevo presidente.

"La ceremonia interreligiosa estará en consonancia con los eventos inaugurales unificadores y edificantes, lo que demuestra el compromiso del presidente Trump de ser presidente para todos los estadunidenses", señalo el comité presidencial inaugural.

En un comunicado, el comité informo que más de dos docenas de líderes religiosos de diferentes creencias participan en el servicio, que inició alrededor de las 10:30 hora local (15:30 GMT) y se espera que se prolongue poco más de una hora.

Entre los líderes religiosos que participan se incluye a Alveda King, una sobrina del doctor Martin Luther King, y el Pastor Darrell Scott de Cleveland, quien dirigió la Coalición Nacional de Diversidad para la campaña de Trump y después fue designado vicepresidente del equipo de transición de Trump.

Tras su juramentación la mañana del viernes, Trump tuvo su día y noche de fiesta.

En las primeras horas, tras la ceremonia inaugural, Trump vio que el Senado confirmó a sus nominados para dirigir los departamentos de Defensa y de Seguridad Nacional.

Además firmó una orden ejecutiva dando de baja la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare) y pidió una congelación regulatoria.

Este sábado, en su primer día en la Casa Blanca, Trump será objeto de una masiva protesta.

Se espera que miles de personas participen en Washington en la Marcha de Mujeres, que iniciará a partir de las 14:00 hora local (19:00 GMT) y recorrerá varias de las principales calles de la capital del país.

La marcha pretende demostrar la oposición progresista de las mujeres a las políticas de Trump, y se espera que el número de participantes supere a la multitud de asistentes al discurso inaugural de Trump la víspera.

ijsm

Imprimir