Cultura

Entregan a Elina Garanca Medalla Alfonso Ortiz Tirado 2017

Arranca edición 33 del FAOT con entrega de reconocimientos y gala operística.

Foto: Notimex

Con la entrega de la Medalla Alfonso Ortiz Tirado a la mezzosoprano letona Elina Garanca y los reconocimientos al Mérito Artístico al director de orquesta Fernando Lozano, y al Talento Joven a Ariadne Montijo, anoche se inauguró en esta ciudad la 33 edición del Festival Cultural “Alfonso Ortiz Tirado” (FAOT).

En el Palacio Municipal de Alamos, Garanca recibió la Medalla Alfonso Ortiz Tirado de manos de la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, quien señaló que el arte es una forma de curar el alma, de vivir experiencias maravillosas, de transportarse a lugares que quizá no podrían visitarse físicamente..

“Siempre he pensado que el arte y la cultura nos hace mejores seres humanos, por eso agradezco profundamente la presencia de Marcela Diez Martínez Franco, directora general del Festival Internacional Cervantino”, expresó Pavlovich Arellano ante la presencia del compositor sonorense Arturo Márquez.

Recordó que el doctor Alfonso Ortiz Tirado (1893-1960) supo que este era el maravilloso lugar para difundir la cultura, primero con las callejoneadas como empezó el Festival, “y hoy por hoy, un festival internacional que nos da una plataforma universal para presentarnos ante el mundo”.

En este sentido, destacó que el festival tiene subsedes en Sonora, en Todos los Santos, en Baja California Sur, en el Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México y también en Tucson, Arizona.

Pavlovich Arellano sostuvo que el arte y la cultura son los vehículos para “unir a las sociedades y comunidades, para pasar los tiempos difíciles de sociedades complejas; las mejores herramientas para un mejor desarrollo humano y social, así que como gobernadora a seguir apostándole al arte y la cultura, quiero que llegue a cada rincón de este Sonora, a cada ser humano que lo requiere”.

En su oportunidad, Mario Welfo Álvarez Beltrán, director del Instituto Sonorense de Cultura (ISC), aseguró que no hay fecha que no se cumpla, y hoy con esta ceremonia “iniciamos el festival más grande del noroeste de México; nos sentimos muy orgullosos del esfuerzo alcanzado”.

Recordó que hace un año en este mismo lugar, iniciaron una nueva etapa en la que “nuestra gobernadora marcaba el rumbo de este encuentro operístico, marcaba claramente el rumbo que debía tomar su administración en materia cultural para todo el estado”.

Detalló que en ese rumbo la cultura debe estar al alcance de todos, un rumbo incluyente, “en donde prioritariamente deberíamos esforzarnos de llegar a la mayoría de los municipios sonorenses”.

Manifestó que el FAOT, que se desarrollará del 20 al 28 de enero, es un festejo a la música y a la vida, así como un homenaje a la voz humana, con el bel canto como columna vertebral.

En el acto, Fernando Lozano, músico, fundador, director de ópera y concertador de numerosas orquestas, recibió el Reconocimiento al Mérito Artístico y Académico.

Mientras que la soprano Ariadne Montijo, originaria de Caborca, Sonora, fue reconocida como el Talento Joven en Canto Operístico.

Tras la entrega de distinciones, la elegancia de la mezzosoprano Elina Garanca cautivó a los presentes durante el magno concierto que ofreció acompañada por el pianista Rogelio Riojas Nolasco.

La Noche de Gala estuvo integrada por arias y composiciones de Wolfgang Amadeus Mozart, Vicenzo Bellini, Camille Saint-Saens, Gaetano Donizetti, Georges Bizet, Francisco Asenjo Barbieri y Pablo Luna.

El virtuosismo de Garanca, su técnica y experiencia vocal, fueron reconocidos por el público que respondía con fuertes ovaciones al termino de piezas como “Non so piu”, de “Las bodas de Fígaro”, de Mozart y “Se Romeo t´uccise un figlio… La tremenda” de “Capuletos y Montescos”, de Bellini.

El programa también incluyó “Mon coeur s´ouvre a ta voix”, de “Saint-Saens; “Oh, mon Fernand…Mon arret” de “La favorita”, de Donizetti.

Así como “Habanera”, de la ópera de “Carmen”, de Bizet; “Canción de Paloma”, de Asenjo Barbieri; “Cuando está tan hondo”, de la ópera “El barquillero”, de Ruperto Chapí y “De España vengo” de “El niño judío”, de Pablo Luna.

ijsm

Imprimir