Mundo

Calculan medio millón en la "Marcha de las mujeres" contra Trump

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Centenares de miles de personas recorren hoy las calles de Washington DC en la "Marcha de las Mujeres" con consignas en defensa de la diversidad y de los derechos humanos que ven amenazados por el Gobierno de Donald Trump.

La gran marea de manifestantes venidos de ciudades de todo el país ha superado las expectativas de los organizadores, que ahora calculan, igual que las autoridades de la capital, al menos medio millón de personas: el doble de lo esperado.

Uno de los datos que se usan para valorar el éxito de una convocatoria en Washington es la cifra de viajeros del metro: a las 11 de la mañana de hoy habían tomado este transporte -el más recomendable con el centro urbano cortado al tráfico- 275.000 personas, frente a las 193.000 que habían viajado a la misma hora ayer para la investidura de Trump.

Y eso, teniendo en cuenta que ayer el metro abrió una hora antes ayer que hoy (a las 4 de la mañana).

Los accesos al metro, que están abarrotados de personas desde primera hora de la mañana, y las entradas a la ciudad por carretera, con más tráfico que un lunes en hora punta, evidencian masas mucho mayores para esta marcha que las que se vieron ayer para la investidura, según pudo constatar Efe ambos días.

Entre los que marchan pudo verse hoy al exsecretario de Estado, el demócrata John Kerry, paseando con su perro y hablando con otros manifestantes.

La movilización comenzó esta mañana con una concentración en los alrededores del Capitolio que no tardó en desbordarse por las calles y parques aledaños.

Durante tres horas, se subieron al escenario para dar contundentes discursos en defensa de los derechos humanos y contra Trump actrices como Scarlett Johanson, Ashley Judd y América Ferrera, así como el cineasta Michael Moore, quien rompió una portada de periódico de hoy con la noticia de la investidura de Trump.

La marcha continuará después por la explanada de jardines del National Mall para concluir en los alrededores de la Casa Blanca.

La ciudad entera es una marea de gorros rosas, los "pussy cat" (gatito), que son una respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas ("pussy", en inglés).

Los carteles que portan los manifestantes muestran la amplia gama de causas progresistas que defiende la marcha: "Nosotros el pueblo somos más fuertes que el miedo", "En las mujeres confiamos", "La diversidad es estadounidense", "Los derechos de las mujeres son derechos humanos", "Respeto para todos".

La manifestación transcurre de manera pacífica, sin que haya trascendido ningún tipo de altercados, aunque Efe pudo ver algunos grupos pequeños de seguidores de Trump que se han acercado a la marcha para gritar "Es su presidente" con carteles misóginos que dicen que las mujeres "deben someterse" a sus maridos y que el feminismo "rompe familias".

Los manifestantes les han recibido con sonoros abucheos, algunos les han replicado y otros han preferido hacerse fotos de sorna con ellos, como una chica disfrazada de vagina.

ijsm

Imprimir