Esculpen su cuerpo…al aire libre | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Esculpen su cuerpo…al aire libre

Esculpen su cuerpo…al aire libre | La Crónica de Hoy

El calor resulta insoportable, pero a Jesús no le importa. Tres veces a la semana llega a este gimnasio al aire libre con la meta de hacer más grandes sus brazos.

Por las tardes, este lugar, ubicado afuera del Metro Insurgentes, se llena generalmente de hombres que esculpen su cuerpo gratuitamente.

Entre ellos se comparten las rutinas más eficientes y secretos para la dieta; hay que ser disciplinado, advierte Jesús.

Este día el gimnasio apenas tiene unos cuatro usuarios, pero el resto de la semana el cupo está casi al tope.

Es sábado y son las 2 de la tarde.Los rayos del sol penetran en la piel como alfileres calientes; permanecer en la sombra es un alivio.Josué tiene 19 años.

Desde hace tres meses asiste al gimnasio al aire libre para verse mejor.

“Viene mucha gente. Uno aprende las rutinas que hacen aquí y que dan mejores resultados”, cuenta.

Antes de entrevistarlo trepa a un tubo y parece que lo hace sin mucho esfuerzo.

A su lado, un chico hace abdominales en un aparato. Cuenta una, dos, tres... veinte repeticiones y toma aire.

Apenas descansa unos segundos y va por la siguiente serie.“Si no duele, no sirve”, es la filosofía de los atletas.

Para este lugar, la ropa deportiva importa casi nada. Los que pueden y quieren usan pants, pero no es obligatorio.

Uno, por ejemplo, trae pantalón de mezclilla y no porta playera a modo de presumir su tonificado abdomen.

Venir aquí le ha servido a varios para obtener la meta y hacer amigos.

Los usuarios son generalmente vecinos de las colonias Doctores y Guerrero, unas de las más conflictivas de la capital mexicana.

Jesús afirma que la tarea primordial para ver resultados es la dieta. Ahí es donde se verá verdaderamente la constancia.

El joven ya tiene su método para definir sus músculos: hacer ejercicio tres veces por semana para que el cuerpo no se fatigue y llevar una dieta restringida.

“Hacemos ejercicio en nuestra casa con la dieta.Ese es el secreto para un buen cuerpo”, cuenta.

Este santuario para deportistas fue rehabilitado apenas hace tres meses. En el lugar se colocó iluminación, se mejoró la cancha de futbol rápido y los juegos infantiles.

Antes, cuenta Jesús, estaba prácticamente abandonado. Pero eso no le quitó al joven las ganas de ejercitarse; ni a él ni a sus compañeros a algunos. El que quiere, puede.

Imprimir