Nacional

Advierte Barbosa actos hostiles si hay deportaciones y muro

Foto: Cuartoscuro

México debe fijar posición de dignidad y firmeza en la reunión de alto nivel que sostendrá los secretarios de Relaciones Exteriores y Economía, Luis Videgaray e Idelfonso Guajardo, respectivamente, con el equipo de Donald Trump este misma semana, donde  debe dejar claro que una eventual deportación masiva de compatriotas y construcción del muro fronterizo serían actos hostiles en contra de México.

Así lo advirtió el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa quien aseveró que  Videgaray e Ildefonso Guajardo  deben tener como interlocutores a sus homólogos Rex Tillerson y Wilbur  Ross, respectivamente, pues  sería inaceptable que la delegación mexicana fuera recibida por funcionarios de un nivel secundario o por simples burócratas del gobierno de Trump.

Videgaray y Guajardo  tienen programada una reunión este  25 y 26 de enero  con funcionarios del gobierno de Trump, por lo cual Barbosa consideró que se debe manifestar firmeza y dignidad, pero también reconoció que no se debe incurrir en un “nacionalismo ramplón”.

“Tanto Luis Videgaray como Ildefonso Guajardo deben tener claro que la sociedad mexicana no quiere un Gobierno que decline a cada una de las pretensiones y deseos del nuevo presidente de Estados Unidos, pero tampoco que se despliegue un nacionalismo ramplón que rechace todo lo estadounidense, por tanto, deben dejar claro lo que significa el interés nacional”, consideró.

Eso si, recalcó,  que desde el primer encuentro  debemos hacer valer nuestra soberanía, por lo cual pedimos a los integrantes de nuestra representación que fijen una posición enérgica ante la probable construcción del muro fronterizo y la eventual deportación masiva de migrantes.

Para Barbosa la Interlocución con gobierno americano es una cuestión de Estado, por lo cual en los  subsecuentes encuentros la representación mexicana debe contar con la presencia de  senadores de la República, para con esto dejar claro que la interlocución con el nuevo gobierno norteamericano es de la mayor importancia y responsabilidad para México.

Ante la nueva  administración estadounidense—insistió--, México debe desplegar una política de Estado, lo cual implica el involucramiento de los otros Poderes de la Unión, particularmente del Senado de la República a quien la Constitución le otorga la facultad de revisar la política exterior desarrollada por el Poder Ejecutivo.

havh

Imprimir