Negocios

Existe consenso entre sector público y privado para fortalecer la economía

Es el momento de tomar decisiones contundentes y que vayan en línea con la fortaleza de la economía mexicana, en el actual contexto de cambio de gobierno en Estados Unidos, señaló el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).
Argumentó que es hora de que en conjunto el gobierno y el sector privado se concentren en realizar propuestas que contribuyan a enfrentar la situación que se avecina.
En su opinión, una posible ventaja sobre la política del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es que éste inicia su presidencia con un porcentaje considerablemente bajo en aceptación y que incluso dentro del Partido Republicano existen opiniones contrarias o más moderadas en cuanto a su programa.
Aunado a esto, en México hay consenso entre el sector público y el privado de la necesidad de trabajar conjuntamente para fortalecer la economía mexicana, menciona.
En este contexto, considera que México debe considerar la instrumentación de una política fiscal “espejo” con Estados Unidos, pues tendría un impacto importante y ayudaría a compensar los efectos de una decisión de ese tipo en ese país.
Responder en los mismos términos a la propuesta fiscal del presidente de Estados Unidos no es una idea descabellada, señala.
Así, bajar la tasa del Impuesto sobre la Renta (ISR) en México y elevar o generalizar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) pueden ser medidas necesarias, precisa en su publicación semanal “Análisis económico ejecutivo”.
Refiere que las ideas de Trump se centran en un ambicioso programa de infraestructura que requerirá de una enorme cantidad de recursos privados que podrían no fluir como se tiene previsto, sobre todo porque de dos terceras partes de los condados que no votaron por él concentran 60% del Producto Interno Bruto (PIB).
Una de las versiones del programa de Trump también se centra en el tema fiscal, en especial en una importante modificación del sistema tributario que pretende reducir la tasa del ISR de 35 a 20% y se podrá deducir la inversión de manera inmediata al ciento por ciento.

Imprimir