Mundo

El despacho oval, dorado al estilo Kremlin

En apenas dos días Donald Trump ha convertido el Despacho Oval en una fantasía oriental, con cortinas, alfombras, paredes y hasta los sofás tapizados de tela dorada, similares a los salones del Kremlin donde trabaja su idolatrado Vladímir Putin.
Además del dorado, que cubre también su suntuoso departamento en la torre que lleva su nombre en Nueva York, Trump repuso el busto del legendario primer ministro británico Winston Churchill retirado por su antecesor, Barack Obama, quien lo sustituyó por un busto de Martin Luther King. Sobre este último, hay versiones encontradas que indican que ha sido retirado y que ha dejado de ocupar un lugar predominante en el despacho más famoso del mundo.

Imprimir