Deportes

Barcelona, a dos puntos del Madrid

La MSN puso su granito de arena para vencer 4-0 al modesto equipo Eibar y se acercaron a la cima de La Liga

El Barcelona bajo la dirección de un gran Lionel Messi, resolvió con más eficacia que brillantez su visita a Eibar y se llevó los tres puntos ante un rival muy valiente que puso en aprietos al conjunto de Luis Enrique pero pagó cara su valentía, al terminar 4-0.

El Barcelona se puso a dos puntos del Real Madrid, que aún tiene un partido pendiente en la Liga española; ni siquiera la lesión de Sergio Busquets, que sufrió una durísima entrada de Escalante, merecedora de tarjeta roja directa y que el árbitro no señaló ni como falta, pudo con la motivación de un Barça que ha recuperado aquella intensidad que tanto le diferenciaba de sus rivales. Una intensidad que vuelve a ser imprescindible cuando la brillantez todavía no ha hecho acto de presencia.

El Eibar buscó sorprender a los visitantes mediante disparos de larga distancia, que para desgracia de los locales, no terminaron en el fondo de las redes protegidas por Ter Stegen.

Pero la escasez goleadora del Barcelona terminó a la media hora de juego, cuando el sustituto de Busquets, Denis Suárez, sacó un potente tiro que terminó en el arco de Yoel.

La primera mitad acabó con la victoria parcial de los catalanes y aunque parecía que el partido sería más cerrado, en la parte complementaria los locales no pusieron resistencia alguna para impedir una goleada.

Luis Suárez, en dos veces, Rakitic y Neymar tuvieron oportunidad de aumentar el marcador y dejar sentenciado el duelo en una primera mitad en la que el Eibar aún se mantuvo orgulloso en pie y puso a prueba dos veces a Ter Stegen.

El Barça cerró el triunfo con un juego colorido que devolvió el crédito al equipo, por más que la victoria fuera refrendada a través de los cracks. Una asistencia mágica de Suárez le dio la oportunidad a Messi de cerrar el centro para marcar el 2-0, su noveno gol en nueve partidos.

Fue hasta el 68’ que el esfuerzo blaugrana rindió frutos y tenía que aparecer el uruguayo Luis Suárez, que en un forcejeo ganó el balón para terminar poniéndolo en el fondo de las redes.

Sin embargo, esto no acabaría ahí y, aunque los catalanes ya tenía los tres puntos en la bolsa, Neymar no se quedó con las ganas de anotar el último tanto del partido, después de un buen contragolpe hacia el área local.

Con esta victoria, el Barcelona se coloca en la tercera posición de La Liga, a dos puntos del Real Madrid, que superó al Málaga y continúa dominando la clasificación en el futbol ibérico.

Imprimir