“La ley sí castiga a padres que dejen a jóvenes cerca de armas”: abogado | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

“La ley sí castiga a padres que dejen a jóvenes cerca de armas”: abogado

Con las leyes vigentes en nuestro país, es posible procesar a los padres de menores de edad implicados en delitos o incidentes cometidos con armas de fuego, señaló a Crónica el abogado Gabriel Regino, uno de los penalistas más reconocidos del país.

“Tener un arma de fuego en casa es un derecho constitucional, pero no abarca dejarla sobre la mesa o en otro lugar de fácil acceso a los menores, son disposiciones reguladas por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y tiene que ver con una cultura de la seguridad; no es que un joven pueda ir a la tienda de la esquina a comprar un arma, alguien la deja a su alcance”.

Son diferentes los casos -dijo-, cuando las armas involucradas estaban resguardadas en una caja u otro sitio seguro, y es el menor quien vulnera o quebranta cerraduras o candados, “pero si la pistola está a la mano, hay una responsabilidad del padre o la madre por la violación al deber de garante, y pueden ser investigados y llevados ante un juez de control. En el caso de un asesinato, sería por el delito de omisión propia en homicidio imprudencial, pues su imprudencia propició que se cometieran los hechos”.

¿Y si las personas atacadas por el menor no mueren?

–Sería por tentativa de homicidio.

¿La responsabilidad de los padres es en automático?

–No, porque primero el Ministerio Público debe investigar cómo fue que el chico tuvo acceso a esa arma y de ahí se puede derivar la responsabilidad o no de los papás.

En México, describió Regino, “es un tema poco explorado y no se ha hecho ninguna reforma que aclare el camino, a diferencia de otros países donde sí está firme la responsabilidad de los padres, quienes de arranque hasta son multados por las conductas de sus hijos menores de edad”.

“Aquí hay una absoluta impunidad en torno a las conductas de los menores, aprovechándose de eso, de que no pueden ser tratados como adultos, entonces los padres se mantienen en su omisión, en su negligencia, con los graves resultados que hemos visto en Monterrey, en la Ciudad de México y otros estados”.

Refirió que para vincular a los padres “se requiere una adecuada técnica de investigación de las fiscalías o procuradurías, una adecuada argumentación ante el juez de control. No se trata de una cacería de brujas ni de una venganza, sino de aplicar la ley y sentar precedentes, que los padres sepan que no responder por sus hijos, no estar al pendiente y provocarles un acceso fácil a las armas tiene consecuencias incluso para ellos mismos”. 

¿En qué preceptos o leyes es posible basar esta responsabilidad?

-En los Códigos Penales de los estados, en el Código Nacional de Procedimientos Penales, y en lo que se refiere a la forma de comisión de los delitos del Código Penal. Sí pueden fincarse cargos a quien propicia un evento de este tipo, y resultaría una agravante dejar armas a la mano de un menor que, ya se sabe, es diestro en el uso de las mismas o que incluso fue enseñado por sus propios padres.

Regino pidió reflexionar en casos con un técnica penal similar, como el de junio de 2014, cuando un juez sentenció a once años de cárcel a la dueña de los perros que un año antes habían matado a un bebé que paseaba junto a su madre, en una calle de la delegación Tláhuac. La condena fue por del delito de homicidio doloso por omisión. (

Imprimir