“We are the world”, la canción que durará eternamente | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

“We are the world”, la canción que durará eternamente

Fue grabada en enero de 1985 por 45 artistas comandados por Lionel Richie y Michael Jackson

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El 27 de enero de 1985 se grabó el sencillo “We are the world”, en el que participaron artistas norteamericanos como Bruce Springsteen, Bob Dylan, Ray Charles, Paul Simon, Kenny Rogers, Cyndi Lauper o Stevie Wonder, entre muchos otros (45 en total), todos se reunieron en un hecho inédito en los estudios de A&M Recording Studio de Hollywood.

El tema, escrito por Michael Jackson y Lionel Richie (quienes también cantaban en él), fue la respuesta estadunidense a Band Aid, el proyecto de ayuda humanitaria montado en el Reino Unido por diversos cantantes como Bono, George Michael, Bananarama, Boy George, por citar algunos. Juntos interpretaron un año antes la canción “Do they know it’s Christmas?”.

Los estadunidenses, liderados por Jackson y Richie, y bajo la supervisión y producción de Quincy Jones, grabaron “We are the world”, un tema que pronto se convirtió en todo el mundo en el  número uno y cuyos beneficios se destinaron a luchar contra la hambruna.

Posteriormente se incluyó en el álbum USA for Africa: We are the world, que tenía composiciones inéditas de Prince, Springsteen y Tina Turner, entre otros. Para asegurarse que todos esos artistas pudieran participar en la grabación, ésta se realizó el día después de la entrega de los American Music Awards.

 Aunque  la imagen de Michael Jackson es característica del tema, en un principio no era el elegido para escribir la canción, ya que Lionel Richie quería que Stevie Wonder fuera el que hiciera la letra, pero como no pudo contactarlo decidió hablarle al Rey del pop.

El tema recaudó 75 millones de dólares para la lucha contra la pobreza en el continente africano a través de la organización USA for Africa. En el videoclip que acompañaba al lanzamiento, los artistas aparecían abrazados e interpretaban la canción con sus personales y característicos estilos musicales, para acabar en un coro final en el que cantaban al unísono. “Una gran canción dura eternamente. Te garantizo que si viajas a cualquier parte del planeta hoy y comienzas a tararear las primeras notas, la gente reconocerá inmediatamente la canción”, explicó Jones al diario USA Today en el aniversario 30 de la grabación.

“We are the world” logró ventas de más de 20 millones de discos en todo el mundo, obtuvo cuatro premios Grammy el año siguiente “incluyendo el de Mejor Canción” y se convirtió en el himno de la lucha contra la pobreza en el continente africano.

Tras el éxito de la canción se dieron a conocer algunos detalles curiosos que enmarcaron esta iniciativa, ya que pocos sabían que Michael Jackson y Lionel Richie se inspiraron en himnos nacionales para escribirlo, escucharon el de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Rusia. “Pusimos todos estos sonidos y ritmos en nuestra cabeza para poder hacer algo que sonara familiar, algo como un himno mundial”, aseguró Richie.

La mayoría de los artistas que participaron en la canción no habían escuchado el tema antes de grabar. Bob Dylan se mostró muy nervioso durante la grabación, ya que el cantante tenía un solo y no sabía cómo debería hacerlo, así que le pidió consejos a Stevie Wonder y Lionel Richie, muchos describieron el momento como algo surrealista.

Kenny Rogers se llevó un autógrafo de todos los que se encontraban en el estudio.  En una entrevista posterior confesó que cuando terminaron la grabación se dio cuenta que era un momento histórico, así que tomó un pedazo de sábana que había en el lugar y se acercó a todos para que la firmaran. “Comencé con Diana Ross. Ahora ese pedazo de tela está en mi casa en Atlanta”.

Antes de iniciar, el productor Quincy Jones reunió a todos los artistas y les dijo: “En esta habitación están ahora las 45 estrellas musicales más importantes del mundo entero, para ayudar a gente desesperada que está muy lejos y pasa por una terrible necesidad. No creo que esta experiencia vuelva a repetirse en el futuro, pero sí conozco y creo en el poder de la música para sacar lo mejor de la humanidad, y no hay mejor ejemplo que estemos todos ahora en este lugar, listos para cantar esta canción”.

Imprimir