Mundo

OMS busca convencer a gobiernos beneficios económicos de lucha contra tabaco

La lucha contra el tabaco aporta beneficios económicos y los gobiernos deben analizar la evidencia que existe a este respecto para convencerse, en lugar de dejarse influir por "las engañosas afirmaciones" de la industria tabacalera, dijo hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La directora general de la Organización, Margaret Chan, expuso los avances en las políticas para reducir el consumo de tabaco como uno de los mayores logros en los diez años que ha estado frente a la agencia sanitaria mundial, tras dos mandatos que concluirá a mediados de año.

"La conclusión es clara: el control del tabaco tiene un buen sentido económico y no perjudica las economías. La evidencia es abundante y convincente, y debe poner fin a uno de los argumentos más frecuentes de la industria", dijo Chan, en la primera sesión del año del Consejo Ejecutivo de la OMS.

Chan presentó su último informe de gestión ante ese órgano de decisión, compuesto por 34 Estados miembros y que se encargará esta semana de seleccionar a los tres candidatos finalistas al máximo cargo de la Organización.

La decisión sobre el sucesor de Chan será tomada en la Asamblea Mundial de la Salud, el próximo mayo.

La lucha contra el tabaco ha sido un tema central en los dos mandatos de Chan, quien hoy pidió a los delegados en el Comité Ejecutivo que busquen persuadir a sus gobiernos del atractivo económico de elevar los impuestos a los cigarrillos.

"Los ministros de Salud están convencidos. Les pido a ustedes que convenzan a los ministros de Finanzas, de Comercio, de Exteriores para que no se dejen influir por los falsos argumentos de la industria tabacalera", insistió Chan.

Datos publicados este año indican que las pérdidas económicas por el consumo de tabaco superan ampliamente lo que recaudan los gobiernos en términos de impuestos.

Sobre otras prioridades de la OMS, Chan mencionó el arreglo al que se llegó con la industria farmacéutica para financiar de manera sostenible un programa de precalificación de vacunas y medicamentos, que al hacer que la producción sea más abundante y previsible ha contribuido a bajar los precios.

En el área de las medicinas, Chan adelantó en su discurso que el próximo mes se publicará un informe que documentará la fuerte reducción en el precio de un tratamiento considerado revolucionario para la hepatitis C.

"La rebaja del precio ha hecho posible que más de un millón de personas reciban tratamiento contra la hepatitis C en los países en desarrollo", afirmó.

El precio de ese tratamiento puede alcanzar los 80.000 dólares, lo que lo ha puesto fuera del alcance de muchos sistemas sanitarios.

Chan enfatizó también el papel de la OMS como entidad de alerta mundial, como cuando reveló, el pasado septiembre, que el 92 % de la población mundial vive en lugares donde la contaminación del aire supera los límites establecidos por la Organización.

Un papel similar ha tenido al constatar recientemente el fuerte aumento de las enfermedades no transmisibles en África, relacionado con los cambios en los hábitos de vida.

Las consecuencias son nefastas y ese continente tiene actualmente la prevalencia de hipertensión más alta del mundo y un 35 % de su población con sobrepeso.

En el ámbito de las emergencias, Chan recordó cómo se evitó una epidemia de fiebre amarilla en África en la segunda mitad de 2015, gracias a una campaña masiva de vacunación que se organizó en tiempo récord.

Otra campaña de vacunación tiene lugar en estos días en la región del norte de Nigeria, recientemente liberada del grupo terrorista Boko Haram, para proteger a 4,7 millones de niños del sarampión.

Asimismo, la OMS desarrolla una operación de emergencia en Mosul, donde continúan los combates para expulsar por completo de esa ciudad iraquí a los yihadistas del Estado Islámico.

A lo largo de 2015, la OMS acudió en respuesta a crisis graves en medio centenar de países.

Imprimir