Crean laboratorio que evitará pifias como las de la Línea 12 | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Crean laboratorio que evitará pifias como las de la Línea 12

En él se podrá comprobar si las empresas están apegadas a los estándares de calidad y construcción que marcan las normas ◗ Supervisará desde tornillos hasta planos

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

En la Ciudad de México, en la zona de El Rosario, Azcapotzalco, se está construyendo un laboratorio que verificará la calidad de los materiales así como los procesos de construcción que se utilizan en las edificaciones a cargo del gobierno de la ciudad.

Con su ayuda se podrá comprobar si las obras se realizaron bajo los estándares que marcan las normas. “Se supervisarán desde tornillos hasta los planos de construcción de las obras”.

La edificación se encuentra a un 70 por ciento de avance y para su construcción se destinó un terreno de dos mil 500 metros cuadrados. 

La Asamblea Legislativa destinó 34 millones para realizar la obra, así como la compra de los equipos con los que se harán las evaluaciones.

El creador del proyecto es el ingeniero Francisco González Ortega, quien en su afán de combatir la corrupción en la ciudad propuso edificar un lugar en donde, a través de varias pruebas, se pueda dar constancia de qué empresas están realizando los trabajos con materiales de mala calidad.

Lo anterior, luego de las anomalías que se registraron durante la construcción de la Línea 12 del Metro, en la que el gobierno capitalino gastó más recursos de los presupuestados, pues “no sólo se invirtió en el material para la obra original sino que además debió gastarse dinero en la reparación de los daños”, indicó el ingeniero González.

Y agregó: “me di cuenta que las auditorías de obra que se llevaban a cabo en la Contraloría no eran idóneas. Sólo era la revisión del proceso de la obra así como de la licitación pública, sin embargo no se realizaba la inspección adecuada de los materiales que se utilizaban para la edificación de las obras”.

Durante un recorrido por el lugar, el ingeniero explicó que antes las autoridades gastaban una gran cantidad de recursos por no hacer la verificación y fiscalización de la obra pública en el proceso de ejecución.

“Y es que en la mayoría de los casos se hacían las auditorías una vez que ya estaban construidos los proyectos”.

“Es más difícil llegar a una obra ya terminada para descubrir las imperfecciones o los problemas que presentan. Se trata de ser preventivos, muchas de las cosas se pueden prevenir desde el momento de la ejecución”, comentó. 

Aunque el laboratorio dependerá de la Contraloría General de la CDMX, a cargo del maestro Eduardo Rovelo, se creó la Dirección General de Revisión de Obras, área de la que se hará responsable el ingeniero González.

Con la creación del laboratorio, aseguró González, por primera vez en muchos años se podrá transparentar la utilización de los recursos en la obra pública.

 

El dato

Participan el IPN  y la UNAM

El proyecto contempla un auditorio en el que los trabajadores, tanto del laboratorio, como de la Contraloría y delegaciones, recibirán una capacitación de especialistas de la Universidad Autónoma Metropolitana y del Instituto Politécnico Nacional.

Asimismo, dijo, se logrará que la infraestructura, no sólo de las nuevas construcciones sino de las que ya existen, sean de calidad y brinden mayor seguridad a los capitalinos.

“En este laboratorio se harán más de mil evaluaciones al mes de diversas muestras de mezclas asfálticas, asfaltos, cementos, concretos, agregados, geotecnia, prefabricados y termoaislantes que son empleados en la construcción de las obras públicas capitalinas”. 

Con ello, indicó, se busca brindar apoyo en las observaciones que se desprendan de las auditorías que se lleven a cabo en las contralorías internas tanto de las dependencias así como en delegaciones y entidades del Gobierno de la Ciudad de México.

Imprimir