Estados

Se estrelló el helicóptero del empresario Fernando Maiz

Personal de Protección Civil de Nuevo León localizó el helicóptero que se encontraba desaparecido desde el sábado pasado y reportó la muerte de sus dos tripulantes, el empresario constructor Fernando Maiz y el piloto Macario Beltrán.

Los restos del helicóptero fueron localizados en el rancho El Cortador, cerca del lugar llamado Santa Isabel, en el kilómetro 63 de la carretera Monterrey-Colombia, municipio de Bustamante al norte de Nuevo León.
De acuerdo a los primeros informes, los restos se encontraron en una planicie y cerca de unas líneas de ferrocarril hasta donde acudió también el gobernador del estado, Jaime Rodríguez.

Cabe recordar que el helicóptero en el que viajaban desapareció el sábado cuando habían despegado con rumbo a San Pedro Garza García.
Se trata de una aeronave Robinson R 44, matrícula XACSJ, propiedad del empresario que había partido del rancho Las Golondrinas, en Bustamante.

El gobernador del estado lamentó la muerte del empresario del ramo de la construcción Fernando Maiz Garza y en su cuenta de Facebook escribió: “cuando un amigo se va deja su esencia y su pasión, sus ganas y su todo”.

El empresario apoyó siempre al Bronco, tanto en campaña como en asuntos particulares que requerían la cercanía de la amistad.

”Fernando, mi gran amigo y mi hermano, siempre atento, dispuesto a ayudar y servir, gran ciudadano comprometido con su entorno y conocedor de lo que la ciudad necesitaba, estuvo conmigo siempre en mi dolor y dificultad, ahí lo conocí”, dijo Rodríguez Calderón.

En junio de 2015, integrantes de la familia Maiz tuvieron problemas en el aire cuando viajaban a bordo de una avioneta que se desplomó, accidente del que resultaron ilesos.

En aquella fecha, Alejandro Maiz, hermano del ahora fallecido Fernando Maiz Garza, su tío José Maiz, así como el hijo de éste último, viajaban de Monterrey a Piedras Negras, pero al despegar en el aeropuerto del Norte, la avioneta se desplomó a la altura de la Séptima Zona Militar.

Con ellos viajaba un ingeniero, el copiloto y el piloto y con ayuda de los soldados fueron llevados a un hospital local con solamente golpes que no pusieron en peligro su vida.

 

Imprimir