América, de invicto a ser el último en el CL2017

Carlos Horta Martínez

El discurso sobre los puntos que ha sumado como técnico del América, un invicto que no le sirvió de nada, pues fracasó en Copa, Mundial de Clubes y Liga, y la venta de humo, se le agotan a Ricardo La Volpe, quien vocifera haber sido el segundo mejor del torneo anterior… pero hoy es el peor de la Liga.

Mientras Ricardo Ferretti sigue recitando su fiel doctrina básica, el que manda en el vestidor americanista se siente el Steve Jobs del futbol y sigue buscando de nuevo improvisar en hombres, ubicaciones, recorridos...

La versión de este América que ha disputado dos partidos en el Clausura 2017 da pena: no tiene una estructura futbolística, está llena de improvisación e inventos de su técnico, aunado a malas decisiones como prescindir de Oribe Peralta en momentos clave, o colocar a un futbolista como Osmar Mares en un once titular, suponiendo que podría contener a Jürgen Damm.

El argentino no sólo no reacomodó para contener a Pizarro y a Zelarayán, sino además se vio pueril en sus reacciones ante la fiesta que por derecha le armó Damm.

El sector defensivo de las Águilas es un desastre, sus referentes se pelean en pleno partido y Tigres los exhibió con una facilidad insultante.

Y eso que el campeón del futbol mexicano todavía no está en ritmo y físicamente le falta trabajo, pero el talento de sus futbolistas se mantiene intacto. Ante América dio una exhibición de poderío y contundencia, y el marcador no fue más abultado porque entre Marchesín, algunas fallas, los postes y un Gignac a quien parece caducarle ya la medicina urgente de la hipnoterapia, evitaron la tragedia desproporcionada.

De a poco se irá quitando Tigres la cruda por el título navideño y sus jugadores no necesitan cambiar nada, tienen asimilada a la perfección la idea de Ricardo Ferretti, tocan por toda la cancha, llegan por los costados con Damm y Aquino y en el ataque Sosa, Gignac, Zelarayán y compañía son infalibles. Luego de tres jornadas el monarca del balompié azteca dio un golpe de autoridad para avisar de su poderío.

El torneo apenas inicia, pero América ya empezó a arrastrar el prestigio, y mucho de esto se debe a la incapacidad de La Volpe y su gran boca. Hace unos meses, se vanagloriaba de tener a un equipo competitivo, mientras compraban kimonos en Japón en el Mundial de Clubes, al decir que podía competirle al Real Madrid por la calidad de sus jugadores, ahora el técnico americanista recalca que, tras el 4-2 ante Tigres, el América no da más, porque no tiene el plantel que quisiera.

Hoy La Volpe parece más preocupado por que el técnico de su rival en turno no lo salude antes del partido, que por diseñar un equipo que esté a la par de su grandeza.

Para las Águilas, las amenazas no terminan. La Jornada 4 le envía un huésped incómodo al Estadio Azteca. Un Carlos Reinoso con un cuadro veracruzano experimentado, como él mismo, con ese nutriente explosivo que mezcla amor, odio y rencor hacia el América.

 

UN MACHO QUIERE SER PARTE DE LOS DUEÑOS DEL BALÓN. Hugo Sánchez siempre quiso ser diferente a los futbolistas mexicanos, lo logró, se atrevió, ahora quiere atreverse a comprar un equipo de futbol de la Liga MX.

Sería muy divertido ver al Pentapichichi irrumpir e interrumpir en las reuniones de dueños, diciéndoles a sus posibles homólogos que sus decisiones son torpes, corruptas, que son un cáncer para el futbol mexicano y que atentan contra los derechos de los jugadores, así como lo ha venido diciendo desde que fue jugador, pasando por su etapa de entrenador y ahora como analista de la cadena ESPN.

Imagínense a Hugol, como diría Enrique Bermúdez, en el traca-traca contra los Martínez, Televisa, TV Azteca, los Vergara, los Kuri, con casi todos ellos, Hugo Sánchez ha entrado en conflicto, encarando a la mafia que hay en el futbol.

Mail: carloshorta2345@gmail.com

Twitter: @Hortattack

Imprimir

Comentarios