Nacional

“Operación cicatriz” de aspirantes panistas a candidatura en Coahuila

Después de una semana de descalificaciones y acusaciones de irregularidades en el proceso interno para elegir al candidato al gobierno de Coahuila, Luis Fernando Salazar firmó “la pipa de la paz” con Guillermo Anaya Llamas, en un intento por cerrar las heridas que se abrieron durante el proceso interno y lograr la unidad al interior del PAN rumbo a los comicios en esa entidad donde buscan arrebatarle la gubernatura al PRI.
Como parte de esa “operación cicatriz”, Salazar anunció que ya no impugnará el proceso interno y se comprometió a sumarse a la campaña de quien fuera su contrincante por la candidatura del PAN en Coahuila “con todo lo que ello implica”.
Anaya  Llamas por su parte agradeció el gesto y rechazó que haya una pugna entre el grupo de Gustavo Madero y el del ex presidente Felipe Calderón por la repartición de las candidaturas en esa entidad.
“Esto no tiene que ver con grupos, el 2018 correrá por otra vía…”, aseveró Anaya Llamas al explicar que la elección por la candidatura presidencial del PAN se resolverá el próximo año.

Imprimir