Nacional

Cara a cara: Mancera, Graco y Aureoles

 Miguel Ángel Mancera y Graco Ramírez caminaron codo a codo, con rostro adusto y pocas palabras entre ellos. Se dirigían al templete desde el cual el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, y presidente de la Comisión Ejecutiva de Seguridad y Justicia de la Conago, haría un pronunciamiento de solo cuatro minutos, tras una reunión privada de más de dos horas.
Atrás de ellos, sonrientes, un tanto desparpajados, conversaban amenamente los gobernadores priistas de Campeche, Alejandro Alito Moreno, y de Hidalgo, Omar Fayad, este, el último en llegar a la reunión en la que se instaló dicha Comisión.
Caminaban, también, a ese endeble estrado que al término del mensaje estaba a punto de ceder en plena entrevista de prensa con el gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, recientemente destapado por uno de sus allegados como precandidato presidencial de su partido para el 2018.
Es decir, que durante esas casi tres horas, en privado, y cuatro minutos en público, estuvieron muy cerca tres eventuales contendientes para la candidatura perredista: Mancera —que si bien no está afiliado al partido es hoy por hoy su carta más abierta y avanzada—, Graco Ramírez, quien al igual que el capitalino ha expresado ampliamente su deseo de contender, y Silvano Aureoles, quien no ha dicho “sí”, pero tampoco “no”.
Al final, de los tres perredistas, solo uno, Graco Ramírez, había quedado fuera de los reflectores, ya que Mancera había hecho el pronunciamiento oficial del evento cuyo objetivo fue avanzar en la toma de medidas para fortalecer la procuración de justicia, y Silvano Aureoles, el único que “se dejó” entrevistar por la prensa.
Graco Ramírez, en desventaja, emitió desde su tierra, Morelos, horas más tarde, un comunicado en su calidad de presidente de la Conago, en la que reiteraba cada una de las medidas que antes había anunciado el Jefe de Gobierno capitalino.
Más allá del mal y del bien en este sentido, alejados de esas tensiones que provocan los encuentros directos con eventuales contendientes, Alito Moreno y Omar Fayad, parecían haber disfrutado de una reunión de la que sacaron acuerdos sin duda de mucho mérito, pero que por las condiciones políticas del momento, quizás quedarán para resaltarse en otro momento.

Imprimir