Mundo

El Brexit deberá pasar primero por el Parlamento británico

Fallo del Supremo obliga a que la Cámara de los Comunes apruebe una ley para que Reino Unido pueda salir de la UE. Laboristas adelantaron que facilitarán el trámite

El Tribunal Supremo de Reino Unido confirmó ayer una sentencia de noviembre de una corte de Londres y obligó a la primera ministra británica, Theresa May, a buscar el apoyo del Parlamento para activar el Brexit y abandonar la Unión Europea.

El dictamen, considerado histórico, y que se aprobó por mayoría de ocho votos a favor por tres en contra, da la razón a la iniciativa presentada por la empresaria Gina Miller, y considera que el gobierno británico no puede retirar derechos de los ciudadanos sin contar con el beneplácito de la Cámara de los Comunes.

“El referéndum es de un gran significado político, pero la ley parlamentaria que lo estableció no decía qué debía ocurrir tras el resultado”, afirmó el presidente del Supremo, David Neuberger, al leer el resumen del veredicto.

Por ello, el ejecutivo conservador de May deberá ahora presentar un proyecto de ley ante la cámara, que el llamado secretario del Brexit, David Davis, anunció que estará listo “en unos días”. Además, Davis anticipó que la propuesta será muy breve, con el objetivo de agilizar al máximo los trámites.

Aún con todo, el gobierno no prevé modificar el calendario que se marcó, que contempla activar el artículo 50 del tratado de la UE esta primavera, para iniciar así el periodo de desconexión, que son dos años, para tener a Reino Unido fuera de la unión en la primavera de 2019.

FACILIDADES.Además, el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, anunció que su partido “no frustrará” el proceso y que “respeta el resultado del referéndum y la voluntad del pueblo”.

ENMIENDAS. Por ello, se espera que la resolución del Supremo no suponga más que una pequeña piedra en el camino, aunque el independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP) ya anunció que presentarán hasta 50 enmiendas, para entorpecer el proceso.

También Corbyn anunció enmiendas para evitar, aseguró, que May convierta al futuro Reino Unido en un paraíso fiscal ya que el líder laborista teme que la primera ministra conservadora reduzca la carga impositiva a las empresas para atraer inversión en un contexto económico que podría ser desfavorable.

 

Imprimir