Nacional

Agenda legislativa del PAN, carta de buenas intenciones

La obligación reglamentaria fue cumplida, pero el partido recicló los mismos asuntos del año pasado y presentó viejas propuestas que no han prosperado. Diputados, más preocupados en las próximas elecciones

La obligación reglamentaria de que los partidos políticos presenten su agenda legislativa antes del inicio de cada periodo de sesiones se convirtió ayer, una vez más, en una “carta de buenas intenciones”.

Los legisladores de Acción Nacional que encabeza el michoacano Marko Cortes enlistaron los mismos asuntos que el año pasado; viejas propuestas que no han prosperado como la eliminación de diputados y senadores plurinominales.

Otro sueño al que en realidad nadie ha querido entrarle es la reducción al 50 por ciento al financiamiento público de los partidos, que para este año es de más de 4 mil millones de pesos que en los hechos ningún partido está dispuesto a perder.

Luego de dos días de trabajos encerrados a piedra y lodo en el búnker azul de avenida Coyoacán, al sur capitalino, los diputados panistas dejaron lista su agenda para el periodo que inicia el miércoles 1° de febrero y termina un mes y cuatro días antes de las elecciones en el Estado de México, Coahuila, Nayarit, y Veracruz.

Los panistas, ayer, especialmente los involucrados en las cuatro elecciones que tendrán lugar el próximo 4 de junio, estaban más preocupados por esos procesos que en atender los puntos legislativos agendables.

Por ejemplo, aún y cuando semanas atrás el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, les advirtió que resulta imposible asumir una medida así, los diputados azules se dicen listos a impulsar la reducción del 50 por ciento el IEPS a las gasolinas –sí, la misma que ellos mismos aprobaron en noviembre pasado-, y ahora añadieron el deseo de disminuir la tasa del IVA  del 16 al 15 por ciento.

En el mundo azul, hay el objetivo de generar un nuevo esquema de incentivos de productividad, disminuir las tasas de interés y hacer créditos a casas habitación, así como la deducibilidad al 100 por ciento en prestaciones laborales y reducir las tarifas eléctricas entre 15 y 20 por ciento a través de la inversión en energías limpias y el uso de nuevas tecnologías. Tampoco es moneda nueva: lo estuvieron promoviendo sin éxito (y sin demasiada convicción) en 2016.

Más allá de las precisiones, el reuisito está cumplido y el PAN en la Cámara de Diputados tiene ya una larga lista de temas difíciles de sacar adelante, sobre todo en un año electoral. Esa será su agenda.

Imprimir